¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

miércoles, 28 de enero de 2015

Gyoza de cerdo, empanadilla japonesa

 

Ayer hice una remesa de nada más y nada menos que 40 empanadillas japonesas o gyoza, ギョーザ o ギョウザ, como se llaman. Es muy entretenido hacerlas para el que de verdad disfruta de cocinar y trabajar con las manos. Estas empanadillas recuerdan a los ravioli italianos y al wanton, pero son más gruesas y alargadas. En China y en Corea también son muy populares y se llaman Jiaozi, 饺子 y mandu 만두 respectivamente, pero en los japones destaca más el sabor a ajo. Hoy os traigo uno de los rellenos más tradicionales en Japón, junto con la salsa tradicional con la que se acompañan. ¡Que los disfrutéis!

Para las empanadillas:
  • 25 obleas de masa para gyoza (de venta en tiendas asiáticas)
  • 250 g de picadillo de carne de cerdo
  • 200 g de repollo o col blanca (unas 3 hojas)
  • 5 cebollinos o cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2-1 cucharada de jengibre fresco picado
  • 1/2-1 cucharadita de sake o, en su defecto, vino blanco
  • 1/2-1 charadita de salsa de soja
  • 1/2 cucharadita de aceite de sésamo
  • Un toque de pimienta negra
  • Opcional: 1 cucharada de caldo de pollo en polvo (condimiento chino)
  • Aceite vegetal

Para la salsa:

  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de vinagre de arroz
  • 2 gotitas de aceite de sésamo
  • Opcional: El aceite de sésamo puede ser de sabor a chili o podemos añadir 2 gotitas de tabasco.


La preparación:

1. Retiramos el nervio central de las hojas del repollo. Ponemos agua a calentar a fuego vivo y cuando rompa a hervir, escaldamos las hojas de repollo durante 3 minutos. Las sacamos del agua y las escurrimos bien. El agua de cocción la podemos aprovechar como base para un caldo de verduras.

2. Picamos el cebollino, el repollo, el ajo y el jengibre.

3. Lo mezclamos todo con la carne y añadimos el sake o el vino, el aceite de sésamo, la salsa de soja, la pimienta y el caldo de pollo en polvo. Lo mezclamos amasando con las manos para que el repollo y el cebollino se integren en la masa.


4. Separamos una oblea del resto y colocamos una bolita de masa en el centro, en torno a cucharadita y media. Aplastamos un poco la bolita para poder cerrarla por arriba y que las puntas no se nos queden vacías.


5. Nos mojamos el dedo en agua y humedecemos todo el borde. Doblamos hacia arriba consiguiendo una media luna. Hacemos un pliegue en el centro y vamos cerrando con pliegues a derecha y a izquierda. Tiene que quedarnos una cresta arriba y una base plana.


* Se pueden cocinar a la plancha, al vapor, fritos... Pero hoy seguiremos el método de preparación más popular: a la sartén con final al vapor, para que la base quede crujiente y la parte de arriba blanda. 

6. Calentamos aceite vegetal en una sartén; no hace falta una piscina, sólo lo suficiente para cubrir la superficie. Calentamos el aceite e introducimos los gyoza con la base sobre la sartén. Cuando la base esté dorada (sin quemarse), añadimos medio vaso de agua y cubrimos para que se terminen de cocer al vapor. Aproximadamente 3 minutos de freír y 2-3 minutos al vapor. Después los ponemos sobre papel absorbente para que se sequen un poco y en seguida los pasamos a una bandeja para que no se peguen al papel.


7. Se mojan en una sencilla salsa para la que mezclamos la salsa de soja, el vinagre de arroz, el aceite de sésamo y el tabasco. Batimos con un tenedor para que se mezclen los sabores y listo.

8. Si hacemos de más, las guardamos en un recipiente hermético. Si tenemos suficiente para 2 niveles, ponemos papel de hornear entre el primer piso y el segundo. Sobre todo si los vamos a congelar. 



¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/berguaricoysano


Bergua*


lunes, 26 de enero de 2015

Magdalenas de tortilla de patatis


No, no me he equivocado al escribirlo, las patatas fritas de bolsa, en mi tierra se llaman "patatis". Y si os estáis preguntando a qué sabe una magdalena de tortilla de patatas, sabe a costra, del arroz y costra. El caso es que esta original receta de Mary, consiste en una tortillas individuales de patatas de bolsa y queso, hechas al horno en el molde de papel rizado típico de las magdalenas. Una cucada =) 
Normalmente, mis tortillas de patatas son de patatas asadas o cocinadas al vapor, así que esta receta es más bien poco ligera en comparación, pero por otra parte, no requiere aceite, se hace al horno y una vez al año, no hace daño ;) Con estas cantidades, salieron 8 magdalenas.


  • 1 bolsa de patatis -Unos 125 g- (Yo las he usado con sabor a jamón, porque no las había comido desde mi niñez y me recuerdan al aperitivo durante los paseos en barco con mis primas).
  • 4 huevos
  • Sal y pimienta
  • 8 rodajas de queso de cabra en rulo



La preparación:




1. Batimos los huevos, añadimos sal y pimienta e incorporamos las patatis rompiéndolas con las manos. Mezclamos.




2. Servimos una cucharadita de nuestra mezcla en el fondo de la cápsula de papel para magdalena, sobre ello el queso y cubrimos con más mezcla de huevo y patatis. 
Si no tenemos moldes de metal ni silicona, usaremos 2 cápsulas por "magdalena". Yo usé el de dentro bonito y el de fuera uno blanco liso, sólo como muro de contención.




3. Finalmente les daremos 25 minutos a 180º en el horno precalentado.




¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
ttps://www.facebook.com/berguaricoysano


Bergua*

domingo, 18 de enero de 2015

Pollo húngaro al pimentón y ñoquis


En la ruta gastronómica de Cocinas del mundo, este mes hacemos parada en Hungría y del recetario húngaro os traigo este delicioso plato. El nombre original de este pollo al pimentón es Paprikás Csirke y su acompañamiento tradicional y más popular son unos ricos ñoquis que por supuesto también preparé.
La verdad es que suena a plato simple, pero el resultado es sabroso y los ñoquis casan verdaderamente bien con la salsita. Si nunca te has atrevido a hacer ñoquis caseros, no te preocupes, también era mi primera vez y te voy a contar mi secreto para hacerlos en un plis plas ;) Para 2 personas:



Para el pollo al pimentón:
  • 400 g de pollo (en mi caso pechuga, puede ser muslo, contramuslo, alas...)
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento italiano
  • 2 cucharaditas de pimentón dulce (os fío un secreto: Yo añadí 1/2 cucharadita de pimentón ahumado)
  • 2-3 cucharadas de crema agria (crème fraîche)
  • Aceite de oliva
  • Sal
Para los ñoquis:
  • 3 rebanadas de pan sin corteza (de molde o payés), unos 130 g
  • 1 cebolla pequeña, unos 40 g
  • 1 cucharada de perejil picadito
  • 1 huevo
  • 15 g de mantequilla
  • 8-9 cucharadas de leche
  • 5-6 cucharadas de harina
  • Sal
  • Pimienta blanca
  • Nuez moscada


La preparación:

1. El truco de estos ñoquis es que son de pan, no de harina, y eso nos facilita mucho el trabajo. Los podemos dejar preparados para hervirlos al final, y lo haremos así: Desmigamos las rodajas de pan y rociamos la miga con la leche. No tiene que quedar empapado, es para que se vaya ablandando.

2. Calentamos la mantequilla en una cazuela y en ella rehogamos la cebolla con el perejil picadito. Cuando esté tierna la cebolla, apartamos del fuego.



3. Machacamos un poco la miga de pan mojada en leche e incorporamos las especias y la cebolla ya cocinada. Añadimos el huevo y mezclamos bien para que se integren los ingredientes.


4. Finalmente añadimos la harina a cucharadas mezclando cada vez para que la masa no esté tan pegajosa.

5. El otro truco de estos ñoquis es que no hace falta estirar la masa en forma de cilintro para ir cortando, podemos ir haciendo bolitas con las manos y nos quedará tan bien y tan rico (La próxima vez las haría un poco más pequeñas). Se tarda muy poquito en cocinarlas, así que las reservamos mientras hacemos el pollo.


6. Para el pollo picamos una cebolla y el pimiento lo cortamos en aritos finos. Calentamos 3-4 cucharadas de aceite en una sartén y rehogamos la cebolla. En seguida incorporamos el pollo para que se dore. Cuando el pollo esté dorado, añadimos los aros de pimiento y rehogamos un par de minutos.


7. Salpimentamos, echamos el pimentón y vertemos 1/2 vaso de agua caliente. Bajamos el fuego a medio y lo dejamos cocer durante 15 minutos. Entonces sacamos el pollo y lo reservamos. Yo la pechuga la corté en rodajas para servirla.



8. Con el pollo fuera de la sartén, mezclamos la salsa con la crema agria y le damos 1-2 minutos a fuego bajo-medio, sin dejar que hierva. Finalmente rociamos el pollo con la salsa.

9. A los ñoquis sólo les queda la cocción. Ponemos agua a calentar a fuego vivo. Cuando rompa a hervir, echamos los ñoquis. Tardan apenas unos minutos en subir del fondo de la olla a la superficie. Cuando suban, contamos 30 segundos y los sacamos del agua.


10. Se sirven tradicionalmente en el mismo plato el pollo y los ñoquis. Y aunque no es parte de la receta original, os chivo que un poco de parmesano rallado sobre los ñoquis no le hace daño al plato ;) Lo dicho, el resultado es mucho más sabroso e interesante de lo que me había imaginado, en casa lo repetiremos, porque sobrar, no ha sobrado nada =D


 ¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 

https://www.facebook.com/berguaricoysano



Bergua*




sábado, 10 de enero de 2015

Tacos veganos de soja texturizada


Ayer se me echó el hambre encima sin avisar y se me ocurrió hacer estos tacos porque se preparan en menos de 15 minutos, así que tienen garantía de receta sencilla ;) En lugar de usar carne picada, pensé que era una receta ideal para probar un granulado de soja que compré hace unos meses (soja texturizada fina) y con el que aún no había experimentado. Se trata de un sucedáneo de carne picada, pero de origen vegetal. No obstante, la textura y el aspecto engañan a cualquiera y de sabor quedaron espectaculares, aunque no sean auténticos tacos mexicanos. ¡Dan el pego!

Pese a que no me llevo comisión, me parece un producto interesante del que os quiero hablar. Lo venden en distintos tamaños y formas y en versión clara y morena. Es mucho más rápido y fácil que preparar que la carne; no lleva más de 5 minutos. Menos tiempo de cocción resulta en un mayor ahorro de energía, que es bueno para el bolsillo y para el medio ambiente. Además cunde mucho, porque 25 g de este granulado corresponden a 100 g de carne picada, y no sólo eso, tiene un gran contenido de proteínas de alto valor nutritivo (65%) y un máximo de un 1% de materia grasa. Os animo a que lo busquéis =)

Fuente: Gastronomíavegana.org
  • 4 tortillas fritas para taco (de esas en forma de U que no usan los mexicanos jeje)
  • 40 g de granulado de soja -soja texturizada fina- (es una chispa más que 150 g de carne)
  • 1/2 litro de agua + 1/2 pastilla de caldo de verdura (o de carne, pero ya no sería vegano)
  • 1 hoja de lechuga fresca
  • 1 aguacate pequeño
  • 3 jalapeños
  • Limón
  • 1-2 cucharadas de maíz dulce
  • Mezcla de especias para tacos (guindilla o cayena en polvo, cebolla en polvo, comino en polvo, ajo en polvo, pimentón dulce en polvo, orégano, azúcar y sal)
  • 4-6 cucharadas de salsa para tacos. Si queremos hacer una salsa rápida casera, esta es una opción:
    • 250 g de tomate o de tomate triturado
    • 1/4 pimiento rojo
    • 1/4 cebolla
    • 1 diente de ajo
    • Orégano
    • Albahaca
    • Pimienta negra
    • Pizca de azúcar para corregir la acidez


La preparación:


1. Precalentamos el horno a 150º y calentamos las tortitas durante 10 minutos (o lo que diga el paquete)

2. Ponemos el agua a hervir con la media pastilla de caldo. Cuando de el primer hervor incorporamos la soja granulada y le damos 5 minutos al fuego.


3. Mientras tanto cortamos en tiras la lechuga ya lavada y reservamos. Los jalapeños los troceamos también.


4. Del aguacate extraemos la pulpa con una cuchara y la chafamos con un tenedor. Sazonamos con pimienta de cayena y rociamos con limón para que no se oxide.



5. Cuando el picadillo de soja esté listo, lo pasamos por un colador para deshacernos del agua sobrante. Espolvoreamos con las especias y mezclamos bien.

6. Si vamos a hacer nuestra propia salsa de tomate, no hay más que pelar la cebolla y el ajo, sacarle las semillas al pimiento y triturar los ingredientes.


7. Repartimos el aguacate por un lado de la tortilla, echamos también unos trocitos de jalapeño y el maíz, aunque este último se me olvidó.

8. Entonces colocamos unos trozos de lechuga dentro, rellenamos con la soja granulada hasta la mitad. Entonces servimos salsa de tomate, lechuga otra vez, granulado de soja de nuevo y finalmente más salsa de tomate. ¡Ya están listos!


¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/berguaricoysano



Bergua*


sábado, 3 de enero de 2015

Milhoja de verduras con vermicelli de té verde


¡Pero qué requetebueno! Esta receta vegetariana es bien sencilla, pero está de muerte. La milhoja de verduras lleva manzana, tomate, berenjena y un sabrosísimo queso fresco de cabra. La coroné con una cebolla caramelizada improvisada que requiere solamente una pizca de miel y otra de balsámico. En casa nos pareció que iba muy bien con pasta, pero a vosotros os dejo la elección. Yo utilicé unos vermicelli de té verde que olían y sabían exactamente a eso, a té verde. Repelamos el plato a conciencia ;) Para 2 personas:

  • 1 manzana
  • 1/2 berenjena
  • 1 tomate
  • 1 cebolla (Yo tenía chalotas, usé 3)
  • 1 corte redondo de 5-6 cm de altura de queso fresco de cabra
  • Aceite de oliva
  • 1 cucharadita de miel
  • 1 cucharadita de vinagre balsámico
  • 100 g de pasta (en este caso, vermicelli de té verde)




La preparación:


1. Ponemos la cebolla a pochar (a fuego lento) con 1 cucharada de aceite caliente y la olla tapada.Tardará unos 20 en quedar tierna.

2. Cuando esté tierna, mezclamos con una cucharadita de miel (o al gusto) y una de vinagre balsámico. Dejamos que reduzca poco más de 1 minuto y enseguida retiramos del fuego.


2. Lavamos las verduras pero no las pelamos. La manzana tampoco. Cortamos rodajas de 1 cm de ancho de todos los ingredientes. La berenjena encoje, así que pueden ser algo mayores. Si hace falta se retira el centro de las rodajas de manzana y tomate.



3. Pasamos las rodajas de manzana por la plancha (o sartén) 1-2 minutos por cada lado como máximo, que se hace muy rápido y no queremos que se nos rompa.


4.  En la misma plancha (o en una sartén antiaherente) calentamos un poquito de aceite y pasamos entonces las rodajas de tomate, de nuevo más o menos 1 minuto por cada lado, que no se nos deshaga.

5.  Después viene la berenjena, para la que deberemos calentar un poco más de aceite. Cuando esté blanda (no gomosa), la retiramos.

6. Por último pasamos el queso por la plancha, también cortado en rodajas de 1 cm. No hay que dejar que se derrita, así que serán unos segundos, para que tome algo de color.

7. A todo esto habremos hervido la pasta, si es el acompañamiento que queremos. Estos vermicelli llevan 5 minutos. Colocamos la pasta en el plato dejando un agujero en el centro.


8. En el agujero colocamos una rodaja de manzana, una de tomate, una de berenjena y una de queso. Sobre el queso servimos un cuarto de la cebolla caramelizada en cada torre (para 2 platos). Sobre ésta repetimos el proceso: manzana, tomate, berenjena y queso. Coronamos con el resto de la cebolla caramelizada. ¡Y a devorarlo antes de que se enfríe!





¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/berguaricoysano


Bergua*