¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

domingo, 29 de junio de 2014

Kofta de soja verde y almendra en salsa especiada de tomate


Esta receta es una de esas con las que me lo he pasado pipa tanto ideándola como haciéndola. Desde hacer las albóndigas ("kefta" en Marruecos y "kofta" en India), hasta esconder las almendras, que se me ha ocurrido incluir en el último momento como sorpresa ;) La kefta son albóndigas de picadillo, pero hoy traigo una versión vegana con judía mungo, también llamada soja verde o poroto chino, y una buena salsa especiada de tomate. La germinación de la soja verde da lugar a los llamados brotes de soja, mientras que la soja "de verdad" es blanca o amarillenta y de ella derivan el miso, el tofu y el tamari. 
Nosotros hemos acompañado el plato de zumo de mango y zumo de maracuyá para beber, le va genial =) También había comprado pan para mojar, pero nos hemos terminado el plato antes de acordarnos de sacarlo a la mesa jeje Para 5-6 comensales (salen 14 albóndigas, de tamaño entre pelota de pin pon y pelota de tenis):


Para la kefta (las albóndigas)
  • 200 g de soja verde o judía mungo
  • 1 patata grande
  • 1/2 cebolla grande
  • 1 guindilla (o jalapeño, o pimienta de cayena... al gusto)
  • Ralladura de piel de 1 limón
  • Zumo de 1/2-1 limón (al gusto)
  • 2 cucharadas de cilantro fresco picado
  • Sal y pimienta al gusto
  • Pan rallado
  • Tantas almendras como bolas (14 en mi caso)

Para la salsa especiada:
  • La otra mitad de la cebolla grande
  • 3-4 dientes de ajo
  • Un buen trozo de jengibre fresco (2 trozos del tamaño de un diente de ajo)
  • 100 g de un buen tomate frito
  • 1 cucharadita de comino en polvo
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • 1/2 cucharadita de laurel en polvo
  • 1 cucharada de mezcla de especias de inspiración india. Puede ser garam masala o, si mezclamos de lo que tenemos en casa, éstas sirven: canela, clavo, pimienta, granos de vainilla, cardamomo, nuez moscada.
  • Sal al gusto
  • 1 cucharada de harina
  • Importante: Azúcar para corregir la acidez 
  • 5 almendras (picadas)



La preparación:



1. Como si fueran alubias o lentejas, pondremos la soja verde a remojo durante toda una noche, 8 horas o incluso 12 si podemos.

2. Las hervimos durante 15-20 minutos.



3. Cocemos también la patata con piel, pero bien lavada. En la piel de la patata se concentran la mayoría de nutrientes, incluidas la fibra y la vitamina C. La mejor forma de sacarle provecho es cocerla con piel.


4. En un cuenco iremos reuniendo los ingredientes para la kefta: la patata hervida con su piel, la soja verde cocida, la cebolla picada, la gundilla picada, la ralladura de limón, el zumo de limón, sal y pimienta al gusto y cilantro picado.






5. Iremos pasando cucharadas de la mezcla una a una por la picadora para mezclar y ligar los ingredientes. No que queremos un puré; de hecho, deben quedar grumos e incluso trozos, pero todo más o menos machacado junto. 



6. Con dos cucharadas formamos las albóndigas, como si hiciéramos croquetas.

7. En un recipiente tendremos pan rallado; espolvoreamos por arriba y rebozamos la pelota entera.


8. Una vez rebozada, la mezcla no se pega a la piel y podemos meter la almendra por bajo para que quede en el centro  y terminar de darle forma con la mano. 

9. Las vamos colocando en una fuente de barro o en cualquier caso apta para horno y ligeramente engrasada con aceite. Las horneamos durante 10-15 minutos en el horno precalentado a 200º.



10. Batimos junto el jengibre, el ajo y la media cebolla. Que quede bien licuado.


11. En una olla echamos la pasta de ajo, jengibre y cebolla, la calentamos un poco a fuego medio e incorporamos las especias: laurel, comino, sal, mezcla india, cúrcuma... No hace falta aceite. Añadimos también la almendra picada.



12. Pasados un par de minutos moviendo, cuando se hayan mezclado las especias y la pasta y no esté crudo, añadimos el tomate frito y mezclamos de nuevo. 





13. Enseguida añadimos unos 75 ml de agua caliente. La medida es a ojo, pero hay que ver que salga salsa suficiente para la kefta, teniendo en cuenta que la vamos a espesar y reducir un poco. Añadimos 1 cucharada de harina. Lo llevamos a ebullición y luego bajamos el fuego para seguir dándole vueltas hasta que espese un poco; probamos y corregimos de acidez con azúcar al gusto. Todavía estará líquida; le queda el tiempo de horno. 



14. Rociamos la kefta con prácticamente toda la salsa, pero reservamos 1/4 de ella. Horneamos durante 10 minutos. Cuando lo saquemos, la salsa habrá espesado. Añadimos el cuarto de salsa restante, que dará equilibrio a la temperatura y la consistencia. Servimos caliente.




¡Buen provecho!


¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727




Bergua*


miércoles, 25 de junio de 2014

Brochetas de atún y guarnición


Estas brochetas que yo os presento en forma de timón de barco, son un plato típico de las zonas costeras de Marruecos. En Essaouira, por ejemplo, se preparan con pez espada en la misma playa. Yo hoy las he preparado con atún y las he acompañado de arroz viudo meloso y de ensalada marroquí. Un plato completo y bien sabroso =) 
Lo de arroz viudo significa en la gastronomía murciana que el plato no contiene elementos cárnicos; es decir, éste es un arroz de verduras. A su vez, el arroz meloso es aquel que queda húmedo y recuerda en su textura a la miel, con lo que no debe quedarnos ni seco ni caldoso. Recuerda al risotto, pero no se le añade mantequilla ni queso.


Para el adobo del pescado:
  • 300 g de atún fresco en filete grueso
  • 3-6 dientes de ajo, al gusto
  • 1 cucharada de jengibre fresco picado
  • Unas ramas de cilantro fresco picado
  • Unas ramas de perejil fresco picado
  • El zumo de 1/2 limón
  • 1 cucharadita de pimentón dulce 
  • 1 cucharadita de comino
  • 2 cucharadas de agua
  • 3-4 cucharadas de aceite de oliva
  • Opcional: 1 cucharadita de guindilla o bien podemos cambiar el pimentón dulce por pimentón picante o añadir pimienta de cayena.
Para el arroz:
  • 150 g de arroz
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 calabacín
  • 1 cuarto de puerro
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Sal y pimienta
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
Para la ensalada:
  • 1 tomate grandote
  • 1/2 pepino
  • 1/2 lata de berberechos
  • 1 cucharada de aceite
  • 1 cucharada de vinagre marroquí
  • 1/2 cucharadita de comino en polvo


La preparación:

1. Antes que nada tenemos que marinar nuestro pescado. En un mortero majamos el ajo picado, el jengribre picado, el perejil y el cilantro picados, el pimentón, el zumo de limón, el agua y el aceite. Mezclamos bien.



2. Entonces cortamos el atún en dados con cuidado. Vertemos el adobo sobre el pescado, mezclamos sin romper los trozos y dejamos marinar en la nevera durante 2-3 horas.




3. Lavamos y despuntamos el calabacín. Con un pelador de verduras cortamos 6 tiras largas de piel del calabacín (si salen 5, cortamos una por la mitad). Serán decoración para las brochetas. Reservamos.




4. El calabacín y el pimiento los cortamos en daditos y el puerro también finito. Los ponemos a pochar en una olla con una cuchardita de aceite, a fuego lento-medio y tapado.

5. Cuando las verduras están medio tiernas, añadimos el arroz y mezclamos bien.


6. A continuación cubrimos el contenido de la olla con agua hirviendo, añadimos el pimentón, la sal y la pimienta, subimos el fuego a medio-alto, tapamos y dejamos cocer durante 15 minutos. Hay que moverlo alguna vez para que no se pegue. Si vemos que no se termina de consumir el agua, destaparemos durante los últimos 2-3 minutos.


7. Para preparar la ensalada no hay más que lavar el pepino y el tomate, cortarlos en daditos, incorporar los berberechos y rociar con una sencillísima vinagreta:  1 cucharada de aceite, 1 cucharada de vinagre marroquí y 1/2 cucharadita de comino en polvo, batido con el tenedor.


8. Colocamos la cazuelita de barro con la ensalada en el centro, alrededor de ésta repartimos el arroz. 

9. Ahora sí, ensartamos en cada palillo el caracol de piel de calabacín y unos 6 dados de pescado y los hacemos en la carmela o la parrilla. El marinado que quede lo echamos por encima. Nos aseguraremos de darles la vuelta para que se cocinen por todos lados. El pescado necesita pocos minutos y, si tapamos un par de minutos, se cuajarán las partes que tarden más en hacerse.

10. Finalmente distribuimos las brochetas sobre la cazuela y a comer antes de que se enfríe ;)


¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727

Bergua*



lunes, 23 de junio de 2014

Pudin de horchata y fartons


Ésta es una idea fantástica que nos ha prestado Rosa. Es fácil de hacer y, vale, no es el flan más bonito que he hecho (mea culpa), pero el sabor y la textura son espectaculares, ¡y mira que ni ella ni yo nos volvemos locas con la horchata! La preparación es muy similar a la del pan de Calatrava, ¿te animas?

  • 1 litro de horchata (yo he usado sin lactosa y sin azúcares añadidos)
  • 10 fartons
  • 6 huevos
  • La ralladura de la piel de 1 naranja
  • Caramelo o agua, azúcar y limón para hacerlo

La preparación:

1. Precalentamos el horno a 180º.


Para el caramelo tenemos varias opciones. Podemos comprarlo hecho. También podemos calentar agua y azúcar con unas gotitas de limón en el microondas un par de minutos. Y también podemos calentar en una olla 3 cucharadas de azúcar y un chorrito de agua removiendo para disolverlo hasta que tome color.



2. Cubrimos el fondo del molde con caramelo.


3. Batimos los huevos, añadimos la ralladura y los fartons troceados. 

4. Incorporamos la horchata y vertemos en el molde.



5. A continuación cocemos al baño maría durante unos 45 minutos, según el horno; hasta que esté cuajado.


6. Antes de desmoldar hay que dejarlo enfriar. Para desmoldar haremos como si le diéramos la vuelta a una tortilla de patata; ponemos un plato o una bandeja lo suficientemente grande sobre el molde y damos la vuelta con delicadeza pero con decisión. Está mejor de un día para otro y debe conservarse en la nevera hasta el momento de servir. 

¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727




Bergua*


viernes, 20 de junio de 2014

Pollo marinado en miel, lima, jengibre y salsa de soja


Me gusta mucho la combinación de dulce, picante y salado, y de hecho tengo varias recetas con combinaciones similares a la de este marinado. La cantidad de miel y aceite es la justa, para no privarnos del sabor a la vez que nos cuidamos por dentro. El truco está en dejar que marine durante al menos 1 hora, para que los sabores actúen y se liguen. De guarnición serví un sencillísimo arroz hervido con verduritas pochadas; las que tengamos por casa. Para 2 personas:

  •  300 g de pechuga de pollo (pueden ser alas o muslos si lo preferimos)
  • El zumo de aprox. 1 lima, al gusto
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de jengibre fresco picado
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • Pimienta negra al gusto
  • 1-2 cucharadas de agua
Para la guarnición:
  • 80- 100 g de arroz largo
  • 1 zanahoria
  • 1/2 pimiento
  • 3 cebolletas
  • 100 g de champiñón
  • Ajo y perejil en polvo


La preparación:

1. En un recipiente mezclamos la lima, el ajo picado finito, el jengibre, la miel, el aceite, la salsa de soja, la pimienta y el agua, que es para que salga más cantidad sin pasarnos de aceite. 

2. Introducimos en el recipiente el pollo sin piel cortado en daditos (si utilizamos partes con hueso, no hace falta cortarlas). Lo metemos al frigo y lo dejamos marinar durante un mínimo de 1 hora.



3. Pelamos la zanahoria, lavamos las verduras y las cortamos en daditos muy finos. Las ponemos a pochar a fuego lento con la olla tapada y removemos de cuando en cuando. Llevará unos 30 minutos. Yo no usé ni aceite, porque sueltan agua y además añadí 2 cucharadas de agua caliente. 


4. Ponemos el arroz a hervir y cuando esté listo, lo pasamos por agua fría para detener la cocción y lo mezclamos con las verduras ya pochadas. Reservamos.

5. Mientras el arroz hervía y las verduras se cocían habremos puesto en una olla o una sartén el pollo con su marinado a fuego medio y tapado para que no se nos evapore el líquido. Le damos 20-25 minutos, comprobamos que el pollo esté hecho y le damos 5-8 minutos más sin tapar para que reduzca y se espese la salsa a nuestro gusto.

6. A cucharadas o en molde, servimos el arroz en el plato junto con la carne y los jugos. ¡A comer!


¡Buen provecho!


¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727


Bergua*


lunes, 16 de junio de 2014

Calabacín relleno de merluza y camarones (con bechamel de calabacín)


Yo quería rellenar unos preciosos calabacines luna, pero resulta que se me ha pasado la temporada, así que tocan calabacines normales. Ya veréis que es un plato que se prepara en un plis plas y además es sano, sabroso y ligero, gracias a la idea de mi amiga Mins de hacer una bechamel de calabacín (sí, sí, sigue leyendo y verás). Para 3 personas que fuimos:

  • 1 calabacín (de más o menos 350 g) por persona 
  • 300 g de merluza (ya sin piel)
  • 200 g de camarones
  • 1 diente de ajo
  • 1 puerro
  • Sal y pimienta al gusto
Para la bechamel de calabacín:
  • Aprox. 300 g de carne de calabacín (el interior de los calabacines que vamos a vaciar)
  • 2-3 quesitos
  • 1 dl de leche desnatada 
  • Nuez moscada al gusto


La preparación:

1. Lavamos los calabacines y los cortamos por la mitad longitudinalmente.

2. Los vaciamos en crudo con cuidado. Hacemos el corte con un cuchillo sin romper los bordes y vaciamos con una cuchara. Reservamos el interior.

3. Ya vacíos, espolvoreamos el interior con pimienta negra y asamos durante 20-25 minutos en el horno precalentado a 190º.

4. Ahora cortamos el puerro en anillos, lo lavamos y lo pochamos con el ajo picadito. Para pochar taparemos la olla o la sartén.

5. A la vez tendremos que preparar la bechamel de calabacín. La receta la tenéis aquí. También la podéis tener hecha de antes.

6. Cuando el puerro esté tierno, añadimos la merluza, la despiezamos y mezclamos con el puerro y añadimos los camarones. Salpimentamos y removemos de vez en cuando. No debe tardar más de 8-10 minutos en hacerse.

7. Cuando esté el relleno, apartamos del fuego y mezclamos con la bechamel. Si nos sale mucha, servimos parte en un cacharrito para que el que quiera se ponga más.

8. Rellenamos los calabacines y les damos 5 minutos en el horno a 210º. Yo no he añadido queso, pero podéis si os apetece.



¡Buen provecho!


¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727


Bergua*


viernes, 13 de junio de 2014

Salteado de verduras, tofu y brevas (wok)


Para hacer wok no hace falta tener wok, y para muestra un botón, porque yo tengo el mío en Dinamarca y lo soluciono con una sartén antiadherente. Estamos en junio, las higueras comienzan la temporada estival y se ven brevas por doquier. Os recomiendo esta combinación de verduritas, tofu, brevas y salsa de soja, ¡os sorprenderá! Para 2-3 personas:

  • 300 g de tofu firme
  • 4 brevas
  • 1/3 de puerro
  • 1 zanahoria mediana
  • 1/3 de calabacín
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1-2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de jengibre fresco (o en polvo)
  • 2-4 cucharadas de salsa de soja, al gusto
  • Pimienta negra
  • 1 cucharadita de aceite de oliva o de sésamo
  • Agua
  • Opcional: 1/2 pastilla de caldo de verduras


La preparación:

1. Calentamos la cucharadita de aceite y pochamos el ajo y el jengibre picadito 1 minuto. Enseguida añadimos 4 cucharadas de agua y, si queremos, la media pastilla de caldo de verduras.

 2. Cortamos las verduras en juliana y las añadimos al ajo y el jengibre. Subimos el fuego a medio-alto y salteamos durante unos 5-7 minutos.




3. Entonces cortamos el tofu en dados, lo incorporamos a las verduras y aderezamos con pimienta y la salsa de soja. Subimos el fuego un poco más y salteamos durante 3-5 minutos sin romper el tofu.





4. Al final añadimos las brevas despuntadas y cortadas en gajos, con la piel hacia abajo, y dejamos que les de el calor durante 2 minutos. Apagamos y servimos.





¡Buen provecho!


¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727


Bergua*


martes, 10 de junio de 2014

Ensalada de verano


Ensaladas veraniegas hay muchas, pero esta es la que ha conservado durante años el título de "ensalada de verano" en casa de mi madre. Los ingredientes cambian de casa en casa en función de los gustos del que parte el bacalao. Por ejemplo, a mi madre no le va el pimiento, así que lo cambia por lechuga.  Así que no hay excusa que valga, ¡háztela como a ti más te guste! Para 4:


  • 2 patatas medianas
  • 2 huevos
  • 2 latas de atún
  • 1-2 tomates
  • 1 lata de aceitunas rellenas de anchoa
  • 1/2 pepino
  • Lechuga al gusto, menos de un cuarto en mi caso
  • 4 pepinillos
  • Aceite de oliva
  • Sal marina


La preparación:

1. Hervimos los huevos para que queden duros, 7-10 minutos. Hervimos también las patatas sin pasarnos; tienen que quedar firmes, que no se deshagan.

2. Cortamos el tomate en gajos, los pepinillos en trocitos, el pepino en tiras o trocitos al gusto, troceamos la lechuga y la ponemos en agua.


3. Cuando estén el huevo y la patata, los cortamos en dados. Añadimos el atún escurrido y las verduras.

4. Lo mezclamos todo y aliñamos al gusto, sobra con un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal marina. Si servimos la fresquita, aún mejor =)


¡Buen provecho!


¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727


Bergua*


domingo, 8 de junio de 2014

Tajín tunecino de ajo asado y coliflor


El tajín (tagine, tajine) tunecino comparte nombre con uno de mis platos marroquíes favoritos, pero el marroquí y el tunecino no podrían ser más distintos. En Túnez, el tajín es una especie de quiché o fritatta, incluso diría que recuerda a una tortilla española hecha al horno. Normalmente lleva patata, carne y verduras con queso, también es típico el de atún y olivas, pero hoy os traigo una versión vegetariana en la que os prometo que no echaréis de menos la carne. El ajo asado queda suave y dulzón, además es muy digestivo, así que no os asustéis por esas 2 cabezas de ajo ;)

  • 350 g de coliflor
  • 2 patatas (Aprox. 350 g)
  • 2 cabezas de ajos
  • 1 cebolla
  • 200 g de queso cottage
  • 6 huevos
  • 1/2 sobre de levadura química (7 g) (O 1 cucharada de leche por cada huevo)
  • 1/2 pastilla de caldo de verduras
  • Sal, pimienta negra, 
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma (o colorante)
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado
  • Aceite de oliva
  • 5 cucharadas de pan rallado o 100 g de miga de pan 


La preparación:



1. Cortamos un extremo de las cabezas de ajo; guardamos los trocitos para otra receta. Yo les he quitado un par de capas de corteza. Cortamos un cuadrado de papel de plata, ponemos cada cabeza en un cuadrado. Rociamos con un hilito de aceite, espolvoreamos con una pizca de sal marina pulverizada.



2. Cerramos haciendo un paquetito, como en papillote. Horneamos a 200º durante 15-20 minutos. Como con un bizcocho, cuando pinchemos y estén blanditos, casi textura pomada, los sacamos. Reservamos en el paquete.



3. Hervimos la patata cortada por en cuartos y la coliflor en ramitos con la media pastilla de caldo de verduras. Tienen que quedar en su punto, que no se deshagan.


4. Pochamos a la vez la cebolla tapada y a fuego lento-medio. No hace falta más que media cucharada de aceite y 2-3 cucharadas del agua de cocción de la coliflor. Quedará dulzona y sabrosa, mejor que frita.




5. Una vez tenemos los ingredientes listos, batimos los huevos con la levadura. Abrimos los dientes de ajo y los vamos incorporando. Batimos y chafamos con un tenedor para que se mezclen y suelten el jugo.


6. Añadimos la cebolla pochada, el perejil picado, la cúrcuma, la coliflor y la patata cortada en daditos y el queso. Salpimentamos y añadimos el pan rallado, que absorberá el exceso de líquido del queso y el perejil. Mezclamos bien.

7. Nos ayudamos de un pincel de cocina para engrasar el molde (si es desmoldable, mejor). Suele ser rectangular, pero a mí me ha apetecido una corona. Una vez engrasado, vertemos el contenido y aplanamos la superficie.




8. Ahora horneamos en el horno precalentado a 190º durante 25-30 minutos.  Yo ahora mismo dispongo de un horno un poco inútil y le ha llevado un siglo hacerse, también por el tipo de molde. A mitad de cocción bajamos un poco el horno, a unos 160º, y controlamos que no se tueste demasiado la superficie. Si pasa eso, cubrimos con papel de plata hasta que se cuaje.




¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727



Bergua*


viernes, 6 de junio de 2014

Carpaccio de salmón y pepino


Un plato buenísimo, fresquísimo, sanísimo y que no requiere más preparación que hervir un huevo, cortar y rallar. Para hacerlo un plato equilibrado completo no hace falta más que acompañarlo de unas rodajitas de un buen pan de centeno, ya que tiene un grado más alto de fibra alimenticia que el pan de harina de trigo.

  • 1 huevo duro
  • 130-150 g de salmón ahumado (sin marinar)
  • 1 pepino
  • 1 tomate de ensalada bien hermoso, maduro pero firme
  • 1-2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra

La preparación:

1. Lavamos el tomate y lo rallamos, sin pelar, para aprovechar las vitaminas de la piel.

2. Echamos una cucharada de aceite al tomate, salpimentamos y mezclamos bien.





3. Cortamos en salmón en tiras gruesas y reservamos en el paquete para que no se seque.

4. Con ayuda de una mandolina o con mucha maña, rodajas de pepino finísimas. De nuevo, yo conservo la piel porque contiene muchísima fibra y una dosis interesante de betacaroteno. Si lo pelas, sólo queda agua.



5. En el fondo de una fuente plana repartimos el tomate rallado ya aliñado y sazonado. Sobre este repartimos las láminas de pepino formando círculos concéntricos.






6. A continuación distribuimos los cortes de salmón ahumado sobre la capa de pepino y decoramos con unas láminas más de pepino. 





7. Podemos regar la superficie con un hilillo de aceite de oliva, el equivalente a una cucharada. Ahora rallaremos el huevo (entero o la mitad, al gusto) por encima del carpaccio y espolvorearemos con una pizca de pimienta negra. Lo ideal es que los ingredientes estén fríos al hacer el plato para poder comérnosla en seguida y que no se oxiden las vitaminas. ¡Acompaña de pan integral y limpia el plato!



¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/berguaricoysano



Bergua*