¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

domingo, 26 de noviembre de 2017

Ensalada de naranja y bacalao


Este mes asaltamos a Chary y yo escogí receta el mismo día que su blog ganó el concurso, porque resultaó que esta cordobesa tiene en su blog una receta con bacalao desalado y naranja. ¿Y qué tiene eso de especial? Pues mucho, porque vivo en Dinamarca, donde hubiera sido imposible encontrar ese tipo de bacalao, pero justo me quedaba un paquetito que me trajo mi madre en su última visita. Además, las naranjas en Dinamarca son para paladares poco exigentes excepto ahora en torno a Navidad, que nos llegan tanto naranjas como mandarinas de lo más sabrosas. Así que me lo tomé como una señal y esa misma noche me puse manos a la obra y cenamos tan ricamente. Y hemos repetido desde entonces ;)

Me permití un pequeño cambio, que fue añadir nueces picaditas a la ensalada. ¡Por cierto! Que conste que esta es una receta típica cordobesa y se llama originalmente "picadillo", término que al parecer se usa mucho por allá para hablar de preparaciones de verduras y frutas así en trocitos y en crudo. Pero como en mi tierra, "picadillo" es carne picada, yo lo he llamado "ensalada".

  • Aprox. 40 g de bacalao desalado (sin piel ni espinas)
  • 1-2 naranjas (las mías Navelinas -californianas- producidas en Valencia)
  • Un par de cebolletas de bulbo sin desarrollar
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Un puñadito de nueces sin sal
* Las cantidades son aproximadas porque va a gusto de cada uno el darle protagonismo a uno o más de los ingredientes; a mí me gusta con más naranja que bacalao, por ejemplo.


La preparación:

1. Lo primero es poner el bacalao a remojo para que pierda un poco del potente sabor salado que tiene. Lo podemos poner entero o ya cortado en tiritas/trocitos. Si preferimos conservar un sabor fuerte, lo podemos enjuagar un momento nada más.



2. Pelamos las naranjas y las cortamos a trozos; yo corto cada gajo por la mitad horizontalmente.



3. Entonces limpiamos las cebolletas y las cortamos en anillos finos; no solo la parte blanca sirve; algo de la verde también podemos usar y, el resto, lo reciclamos en un wok, por ejemplo.


4. Se escurre bien el bacalao y se mezcla bien en trocitos con la naranja y la cebolleta. Se añade un chorro de aceite al gusto y finalmente se añaden los trozos de nuez (a mortero o a cuchillo).






¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 


domingo, 19 de noviembre de 2017

Tarta griega de yogur


¡Volvemos a Grecia! Digo volvemos porque hace unos meses pasamos unos días por allí como parte de un viaje en crucero y ahora Cocinas del mundo nos da la oportunidad de volver desde casa. En el día de mi cumple, además :)



Hace poco publiqué mi receta de saganaki de queso con miel y limón, y el tzatzikki aparece en varias recetas de mi blog porque, por alguna extraña razón, es una salsa muy popular aquí en Dinamarca. Así que hoy me voy por otro lado; siempre tiendo a lo salado, pero hoy aprovecho que un buen amigo cumplió años hace poco y le he preparado esta tarta, inspirada en la receta del masterchef griego Akis Petretzikis .

Ya veréis que el concepto recuerda al de la tarta de queso yanqui, pero el ingrediente principal aquí es por supuesto el yogur griego y el resultado es una tarta bastante más ligera. Me he tomado la habitual licencia de autora y en lugar de galletas digestivas para la base, he usado galletas rellenas de chocolate; de estas tipo Príncipe, pero marca La Pava ;) Con estas cantidades hice una tarta mediana, en un molde de 20 cm de diámetro.


  • 125 g de galletas rellenas de chocolate
  • 45 g de mantequilla
  • 600 g de yogur griego natural sin azúcares añadidos (a temperatura ambiente)
  • 150 g de azúcar (en mi caso 75 g de Stevia)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 3 huevos enteros y 1 yema
  • Miel
  • Un puñadito de nueces
  • Tomillo fresco

La preparación:


1. Primero vamos a por la base. Chafamos o trituramos las galletas; podemos meterlas en una bolsa y chafar con un martillo o un rodillo o usar una picadora. Añadimos la mantequilla derretida y mezclamos bien para que todo se empape.




2. Engrasamos con un poco de aceite o mantequilla la base del molde y repartimos el triturado de galleta sobre ella. Personalmente, recomiendo cortar una circunferencia de papel de horno del tamaño de la base del molde y repartir sobre ella la galleta, para que sea más fácil de desmoldar.




3. Horneamos la base a 160º en el horno precalentado durante 12-15 minutos. Después dejamos que se enfríe del todo. Aquí en Dinamarca, sobra con sacarlo al balcón 5 minutos ;)

4. Vamos a por el relleno. Es muy importante que el yogur esté a temperatura ambiente. Lo vamos a batir con varillas durante 2 minutos a velocidad media hasta que consiga una textura cremosa y ligera.




5. Entonces añadimos la mitad del azúcar (o edulcorante) y batimos con las varillas durante 1 minuto a velocidad media. Después añadimos el azúcar o edulcorante restante, la sal, extracto de vainilla y zumo de limón. Añadimos también la yema y batimos con las varillas a velocidad baja hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados. Si las paredes del recipiente están sucias, usamos una espátula para incorporarlo a la mezcla.




6. Ahora añadimos los huevos enteros de uno en uno; incorporamos uno, batimos un poco con las varillas a velocidad media-lenta, después el segundo, batimos un poco, finalmente el tercero y batimos hasta que está perfectamente mezclado.

7. Echamos la mezcla al molde, sobre la base de galleta ya fría. Le damos 10 minutos a 230ºC en el horno precalentado. Pasado ese tiempo, bajamos a 100ºC y lo dejamos hornear durante 90 minutos. 




8. Pasado ese tiempo, la sacamos del horno, dejamos que se enfríe un poquitín durante 5 minutos y pasamos un cuchillo fino por el canto para separarlo del molde. Lo dejamos que siga enfriando en el molde. Mínimo 2 horas. Cuando ya esté fría, se puede meter al frigorífico.

9. En el momento antes de servir, se cubre con unos hilos de miel al gusto, las nueces picadas a mano o en mortero y espolvoreamos con hojitas de tomillo fresco. Ya veis que mi tarta quedó bastante cuarteada en la superficie, fue porque le di un buen meneo por accidente. Por suerte, las nueces lo disimulan ;)






¡Buen provecho!


¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/berguaricoysano




Bergua*


domingo, 12 de noviembre de 2017

Trenza de canela súper rápida


¿Os suenan los rollos de canela llamados "Cinnamon buns"? Es muy típico en los Estados Unidos y también aquí en los países escandinavos. En Dinamarca los llamamos "kanelsnegl".
El caso es que me apetecía combinar ese concepto con esta presentación que vi hace tiempo en internet. Y de ahí nace la idea de esta trenza de espirales de canela y azúcar.

Normalmente se usa una masa específica tipo bollo, pero algo más firme, similar a la masa de pizza, de hecho. Así que se me ocurrió probar a hacerla con masa de pizza para comprobar cómo quedaría de textura y de sabor y saber si, en un día de prisas, podríamos tener esta belleza preparada en menos de media hora. ¿El veredicto? Funciona y nos ahorramos calorías, ya que la masa de pizza contiene menos azúcar y mantequilla. Peeero evidentemente, el resultado es un bollo menos dulce de lo habitual. Pero está bueno. Y si ya lo acompañas de helado, está ideal jejeje Mojados en leche o en el café también están muy ricos ^^

  • Masa de pizza rectangular, 400 g en mi caso (una buena, gruesa)
  • 1 cucharada de mantequilla en pomada o derretida, pero fría
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • 1 cucharada de azúcar (se le puede añadir un poco más, porque como ya digo, la masa es poco dulce)

La preparación:

1. Untamos una cara de la masa con la mantequilla, bien en pomada o derretida y luego enfriada.


2. Mezclamos bien la canela y el azúcar y espolvoreamos sobre la mantequilla de modo que toda la cara quede cubierta.


3. Enrollamos la masa sobre sí misma de lado largo a lado largo.


4. Con una tijera hacemos cortes como si cortáramos rodajas, pero no completas, de aproximadamente el mismo tamaño. La masa tiene que seguir conectada en la base; no cortaremos del todo.


5. Entonces distribuimos una rodaja hacia la izquierda y una hacia la derecha con todas las rodajas. También las tumbaremos un poco y podemos afinar con las yemas de los dedos las puntas de cada "hoja" para que queden más definidas.


6. Finalmente le damos 15 minutos a 220º en el horno precalentado.



¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook!