¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

martes, 21 de enero de 2014

Tortilla de pimiento y cebolla asados (y feta)

Una tontería de ná, pero de esas que te solucionan una cena sabrosona en un pis pas =) El pimiento y la cebolla los podemos tener asados desde la mañana o incluso el día de antes. También puede hacer con sobras de pisto. Podemos acompañar con con una ensalada o, como en la foto, con chuletas de cerdo con ajo y perejil.





  • 1 pimiento rojo (es más dulzón)
  • 3 huevos
  • 1 cebolla mediana o 2 pequeñicas
  • Queso feta
  • sal marina
  • Aceite de oliva

La preparación:

1. Asamos el pimiento y la cebolla a 200º durante 35-45 minutos. La cebolla sin piel, el pimiento lavado.






2. Retiramos las semillas y el tallo.

3. Los cortamos en tiritas o trocitos.





4. Mezclamos con trocitos de queso feta.

5. Añadimos los huevos batidos.





5. Como para hacer una tortilla francesa, calentamos una cucharadita de aceite en una sartén. Cuando esté caliente, vertemos el huevo.





6. Dejamos que se dore por un lado mientras se va cuajando por dentro. Le damos la vuelta para que se termine de hacer y ya la tenemos lista.




¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/172597032887270

Bergua*

sábado, 18 de enero de 2014

Chicken nuggets de yogur y avena


Sí, señora, pechuga de pollo marinada en yogur y rebozada en copos de avena. El pollo queda tierno y sabroso gracias al yogur y la avena añade textura y  fibra soluble. Lo acompañamos de pepino en bastoncitos y guacamole decorado con maiz dulce. Para 2 personas:

  • 300 g de pechuga de pollo
  • 200-250 g de yogur griego desnatado (equivale a 2 yogures)
  • 3-4 puñados de copos de avena
  • 4-5 cucharadas soperas de pan rallado
  • 1-2 cucharadas de harina integral (opcional)
  • Hierbas aromáticas al gusto. Yo utilicé perejil y puerro seco.
  • Pimienta negra y sal marina
  • Ajo molido
  • Aceite para freir

Para el acompañamiento:
  • 1/2 pepino grandote o 1 pequeño
  • 1 aguacate
  • 5-6 tomates cherrys o 1/2 tomate 
  • Un puñadito de maíz dulce
  • Especias para guacamole
  • Un buen chorro de limón

La preparación:

1. Cortamos el pollo en trocitos más o menos uniformes.


2. Batimos el yogur, añadimos los trozos de pollo, mezclamos bien para que se embadurnen y queden cubiertos. Los dejamos marinando en el frigo un mínimo de 2 horas. Yo le añadí además una pizca de salsa de guindilla, porque me gusta el picante, pero eso ya al gusto ;)


3. En otro recipiente, mezclamos el pan rallado, los copos de avena, las hierbas, el ajo molido, sal y pimienta y mezclamos.

4. Cuando el pollo esté listo, lo vamos rebozando en la mezcla de pan, avena y hierbas. Gracias al yogur, no hace falta huevo para rebozar.


5. En una sartén calentamos una capa de aceite suficiente para cubrir la superficie de la sartén, pero no vamos a sumergir los trozos en aceite, no hace falta una balsa. Podemos añadir más aceite si nos hace falta para las siguientes remesas.



6. Cuando el aceite esté caliente, distribuimos la primera remesa de trozos de pollo rebozado. A fuego medio-alto dejamos que tomen color por un lado y después, con cuidado, les damos la vuelta. Antes de sacarlos nos aseguramos de que estén hechos por dentro; tardan en hacerse lo que tardan en dorarse por ambos lados.



7. Cuando los saquemos de la sartén, los iremos reservando sobre papel absorbente para que pierdan el exceso de aceite. ¡Ya están listos!




8. Si queréis hacer el acompañamiento de la foto, no hay más que lavar un pepino y cortarlo en bastoncitos que distribuiremos en el plato como si fueran los radios de una bici. Para el guacamole trituraremos el aguacate con el tomate, especias y un chorro de limón, lo serviremos en un montículo en el centro del plato y lo decoraremos con maíz dulce.


¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/172597032887270



Bergua*

miércoles, 15 de enero de 2014

Ensalada de garbanzos


Una manera fácil y refrescante de comer legumbres es incorporarlas a nuestras ensaladas. Además, añadiendo huevo y/o algún tipo de queso, como feta, nuestra ensalada también nos aportará proteínas, convirtiéndose en un plato vegetariano bien equilibrado y nutritivo.

  • 400 g garbanzos cocidos
  • 1 manzana
  • 1 pepino
  • 2 tomates
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 huevo duro
  • Opcional: 1 puñado de pipas
  • Para aliñar podemos elegir aceite de oliva, limón, un poco de cada... Además podemos espolvorear con cilantro o hierbabuena y un poco de pimienta negra.



La preparación:

1. Lavamos las verduras, no hace falta pelarlas. 

2. Troceamos todos los ingredientes, menos los garbanzos, en daditos: el tomate, el pimiento, el huevo duro, la manzana y el pepino.



3. Aliñamos al gusto y añadimos las pipas, si nos apetece. Mezclamos bien. Cuanto más fresquita, más rica, así que si tenemos tiempo, podemos dejarla en el frigo un rato antes de comerla, si no, se sirve tal cual.




¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 


https://www.facebook.com/berguaricoysano

Bergua* 

jueves, 9 de enero de 2014

Pizza con masa de coliflor (sin microondas) -Cuatro quesos


Hace poco hice esta receta revolucionaria (apta para celíacos) usando microondas. Esta vez traigo una versión que no lo necesita. Al añadir un huevo más y usar queso de untar en lugar de queso rallado, los ingredientes de la masa se ligan sin necesidad de calentarlos. ¿El resultado? Igual que la anterior: Absolutamente deliciosa. Yo hice cuatro quesos porque me encanta, pero sobre la masa podéis poner lo que os apetezca ;) Salieron 2 familiares XL.

  • 1 coliflor (unos 850 g sin hojas ni tallo)
  • 100 g de queso de untar tipo philadelphia
  • 2 huevos
  • 1 pizca de sal y pimienta negra 
  • Opcional: Si queremos una masa especiada, podemos añadir 1-2 dientes de ajo prensados o ajo en polvo, albahaca, orégano u otras hierbas... 

Podemos hacer la pizza que más nos guste. Hoy ha tocado otra de mis favoritas con salsa de tomate a la albahaca, base de mozzarella y cheddar, cebolla, queso de cabra en rulo y queso roquefort.


La preparación:


1. Limpiamos la coliflor retirando todas las hojas, los tallos, etc.


 2. Cortamos en trozos y picamos en la picadora en crudo. También se puede rallar, pero es mucho más sufrido. Es importante no hacerla puré.



3. Mezclamos con el huevo batido y el queso con ayuda de un tenedor. Añadimos sal y pimienta y, si queremos, añadimos ajo prensado o especias. (No es parte de la receta, pero yo le añadí 3 cucharadas de copos de avena sin corteza)





4. Sobre papel de horno extendemos la mezcla y le damos la forma que queramos; yo la hice redonda. El revés de una cuchara es herramienta sificiente para aplanar y dar forma, como si enluciésemos.




5. No obstante, si ponemos otro trozo de papel de horno sobre la masa, con la ayuda de un rodillo o cualquier botella lisa que tengamos en la cocina, será más fácil aplanarla sin romperla y también quedará más fina y uniforme.



6. Horneamos durante unos 20 minutos a 180º en el horno precalentado. 

7. Una vez cocinada la masa, añadimos los ingredientes. Yo empecé con salsa de tomate y albahaca. Añadí unos aretes de cebolla bien finitos, cortados con mandolina.





8. Después cubrí la base con mozzarella y cheddar rallado. Distribuí a mi gusto rodajas de queso de cabra y trocitos de roquefort y espolvoreé con orégano.


9. Finalmente la devolvemos al horno a gratinar durante 8-10 minutos. ¡Al ataque! 



¡Buen provecho!


¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/172597032887270

Y como hicimos dos, el vikingo convirtió la suya en una pizza para carnívoros ;)





Bergua*

martes, 7 de enero de 2014

Tomates rellenos Vosgienne

Me encanta rellenar verduras, es una forma rica y original de comerlas y fácil de variar el relleno. En casa esta vez hemos cambiado la masa por el tomate y al relleno de una quiché Lorraine, le hemos añadido queso. De ahí el nombre Vosgienne. Hice bastantes, pensando en que sobraran para el día siguiente. Pero no quedo ni uno ;)

  • 5-9 tomates, según el tamaño. Esta vez eran más bien pequeños, pero normalmente uso tomates grandotes de ensalda.
  • 100 g de jamón dulce en taquitos o tiras
  • 100 g de queso rallado (tipo mozzarella, gruyere o emmental)
  • 100 g de nata líquida para cocinar
  • 2 huevos
  • 1 puerro
  • Nuez moscada
  • Sal marina y pimienta negra
  • Aceite de oliva
  • Opcional: Yo le añadí un puerro, pero si lo preferimos pueden ser champiñones en láminas. También hay quien añade bacon o sustituye el jamón con bacon.


La preparación:

1. Lavamos los tomates. Hay quien los pela y hay quien no, según el tipo de tomate es más o menos fácil. A mí me gustan de las dos maneras, pero la piel tiene más vitaminas ;)




2. Cortamos la tapa del tomate (la parte por donde se unía al tallo); vamos a rellenar el tomate entero. Alguna vez, si los tomates son muy grandes, sí que los corto por la mitad y relleno cada mitad. La pulpa si se tritura va genial para tostadas ;)




3. En una sartén calentamos una cucharada de aceite. Cortamos el puerro en anillos, los lavamos y los abrimos. Rehogamos hasta que quede tierno. (Lo mismo si añadiéramos champiñones)

4. En un recipiente mezclamos el jamón, el queso y el puerro.




5. En otro recipiente batimos los huevos y mezclamos con la nata, una pizca de nuez moscada, sal y pimienta al gusto.





6. Vamos rellenando con el jamón y el queso los tomates y después añadimos con una cucharada la nata con el huevo. El líquido se irá colando entre los ingredientes, así que pasado un minuto podremos añadir más.



7. Colocamos los tomates y sus sombreros en una bandeja de horno sobre papel de horno y horneamos durante 15-20 minutos en el horno precalentado a 180º. Para saber si el relleno está cuajado, pincharemos con un palito y comprobaremos que salga limpio. Servimos caliente y ¡a disfrutar!

¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/172597032887270



 Bergua*

sábado, 4 de enero de 2014

Tajín de salmón, orejones, higos y pistachos


Verduritas, naranja, pistachos, higos, orejones, salmón fresco... ¿Hace falta que siga? Un tajín diferente, sabroso y más rápido de cocinar que los de carne. En esta ocasión lo acompañamos de cuscús integral con laurel y perejil. Para 4-5 comensales:

  • 800 g de salmón sin piel y en trozos de tamaño similar
  • 1 calabacín
  • 1 berenjena
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 125 de orejones de albaricoque
  • 125 g de higos secos
  • 150-200 g de pistachos
  • 1 naranja para cortar en rodajas
  • Vaso y medio de zumo de naranja natural
  • 2-4 cucharadas de miel
  • Un puñadito de aceitunas verdes (opcional)
  • Especias:  Como siempre, lo mejor para el tajín es usar una cucharada o dos de Ras al Hanut y complementar con las especias que nos apetezcan, pero para hacernos más o menos una idea: 1 1/2 cucharadita de comino, 1/2 cucharadita de clavo, 1/2 cucharadita de cayena, 1/4 cucharadita de nuez moscada, 1/2 cucharadita de cardamomo, 1 cucharadita de jengibre, 1 cucharadita de pimienta negra, 1 cucharadita de sal marina, 1/2 cucharadita de canela en polvo.
Si hacemos cuscús para acompañar:
  • 200-250 g de cuscús (integral, en este caso)
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 1 cucharadita de cilantro picado
  • 2 cucharadas de mantequilla o aceite de oliva
  • Limón
  • Agua/ caldo de verduras
  • Sal


La preparación:

1. Calentamos una nuez de mantequilla en el tajín.

2. En la mantequilla derretida rehogamos la cebolla en juliana y el ajo picado a fuego medio-alto.



3. La berenjena la preparamos para asegurarnos de que no esté amarga. Lavamos, cortamos en cubitos. Cubrimos con sal gorda en un recipiente y después con agua. Pondremos una tabla o algo sobre ellos para que se mantengan sumergidos entre 2 horas y toda una noche. Después enjuagaremos muy bien los cubos para librarnos del exceso de sal.

El fenómeno de osmosis hará que que los compuestos que le dan un sabor amargo salgan de la berenjena y acudan a la sal, donde habrá mayor densidad.


4. Conservaremos la piel de las verduras para ingerir más fibra y más antioxidantes. Cortamos el calabacín en bastones. Echamos al tajín la verdura y las especias y mezclamos bien. Añadimos las olivas, 1/2 vaso de zumo de naranja y 1/2 vaso de agua. Mezclamos de nuevo. 






5. Colocamos los bastones de calabacín como si fueran los radios de la rueda de una bici. Añadimos los orejones y los higos cortados a mitades o a cuartos.





6. Tapamos el tajín para que las verduras se vayan cociendo en el jugo y el vapor. A fuego medio-alto, cocinaremos hasta que las verduras estén tiernas, unos 20 minutos.




7. Mientras preparamos el cuscús según las instrucciones del fabricante. Aunque podemos añadir nuestros toques personales: Al agua hervida le añadí una pastilla de caldo de verduras; añadí también un buen chorro de limón, una hoja de laurel y perejil. Cuando el cuscús absorbió todo el líquido, mezclé con una cucharada de mantequilla.



8. Cuando las verduras estén tiernas, distribuimos el salmón sobre ellas. Rociamos con el vaso de zumo de naranja restante. Salpimentamos y añadimos si queremos algo de mantequilla sobre el pescado. 







9. Cortamos la última naranja a rodajas finas y las distribuimos sobre el salmón. Los pistachos los podemos añadir ahora o cuando el pescado ya esté cocinado, para que no se ablanden. 



10. Cubrimos de nuevo y dejamos cocer a fuego lento durante 10-15 minutos, sin dejar que se nos haga de más el salmón.


¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/172597032887270



Bergua*


viernes, 3 de enero de 2014

Pizza con masa de coliflor -Hawaiana

Exquisita. No entiendo cómo tardé tanto en probar esta idea, porque es revolucionaria. Hay varias versiones, pero ésta además es rápida. Una manera genial de comer tus pizzas favoritas de forma saludable e introducir a los niños a la verdura. Además es apta para celíacos. Hoy toca hawaiana con base al ajo, a la próxima, cuatro quesos ;) 


Para 1 familiar, 2 medianas o varias pequeñas:

  • 1 coliflor pequeña (unos 650 g)
  • 150 g de mozzarella rallada
  • 1 huevo
  • 1 pizca de sal y pimienta negra
  • Opcional: Si queremos una masa especiada, podemos añadir 1-2 dientes de ajo prensados o ajo en polvo, albahaca, orégano u otras hierbas...

Podemos hacer la pizza que más nos guste. Hoy la nuestra lleva salsa de tomate con orégano y ajo, jamón de pavo, orégano y piña. Bueno, y bacon en la mitad del vikingo.


La preparación:

1. Limpiamos la coliflor retirando todas las hojas, los tallos, etc.

2. Cortamos en trozos y picamos en la picadora en crudo. También se puede rallar, pero es mucho más sufrido. Es importante no hacerla puré.



3. Mezclamos con un huevo batido y el queso. Podemos usar 100 g y reservar 50 g para luego. Añadimos la pizca de sal y pimienta. Si queremos, añadimos ajo prensado o especias.

4. Le damos a la mezcla 8 minutos en el microondas a máxima potencia.


5. Sobre papel de horno extendemos la mezcla y le damos la forma que queramos; yo la hice redonda. Si ponemos otro trozo de papel de horno sobre la masa, será más fácil aplanarla sin romperla.



6. Horneamos durante unos 20 minutos a 180º en el horno precalentado. Podemos darle unos minutos más si la preferimos más dorada o añadírselos al final, con los ingredientes.







7. A continuación pasamos a montar la pizza con los ingredientes que queramos. En este caso, distribuimos la salsa de tomate especiada, añadimos el jamón, la piña y el orégano.




8. Finalmente la devolvemos al horno a gratinar durante 5 -10 minutos. ¡Al ataque! La masa soporta los ingredientes sin problema, aunque habrá que comerla con cuchillo y tenedor. Eso sí, ¡el olor a pizza impregna la casa igual!  





¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/172597032887270


Bergua*