¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

domingo, 21 de julio de 2013

Ensalada de pepino rallado


Una ensalada de lo más sencilla; fresquísima y que se prepara en un momento. Perfecta para aquellos a los que, como a mí, les cuesta comerse la lechuga. La proteína viene de la mano del queso, que también tiene calcio, aunque si nos apetece, se le puede añadir atún. Para 2:
  • 1 pepino grande
  • 1/2 mango
  • 2 tomates
  • Queso feta
  • Aceite de oliva
  • Opcional: Atún. También se puede sustituir el mango por otra fruta como fresa, mandarina, naranja o manzana.

La preparación:


1. Rallamos el pepino y lo escurrimos. Servimos una cama en el plato de cada comensal.


2. Cortamos el tomate en daditos y lo servimos sobre la cama de pepino. Rociamos con el jugo del tomate.





3. Cortamos daditos de queso feta y repartimos sobre el pepino y el tomate.

4. Cortamos daditos de mango y distribuimos entre el feta. 




5. Pulverizamos o servimos unos hilillos de aceite de oliva.

6. Servimos y cada comensal mezcla su ensalada.




¡Buen provecho!



https://www.facebook.com/berguaricoysano


Bergua*


viernes, 19 de julio de 2013

Cordero con ensalada de pimiento asado

Nos vamos de vacaciones y hay que ir vaciando la nevera. Quedaban un pimiento y una cebolla por ahí, así que me dije: "Hago un asado". Pero quedaba también un fresquísimo queso feta que había que gastar, así que me dije: "Pues lo convierto en una ensalada de guarnición". Y así nació este plato tan apañado. 


Para la carne:
  • 4 chuletas de cordero
  • 2-3 dientes de ajo
  • 2 cucharaditas de perejil seco o fresco (picadito)
  • 2 cucharaditas de albahaca seca o fresca (picadita)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva

Para la guarnición:
  • 1 pimiento rojo grande
  • 2 cebollas medianas (yo las usé moradas)
  • Comino
  • Sal marina, pimienta negra
  • Aceite de oliva 
  • Queso feta


La preparación:


1. Lavamos el pimiento, lo cortamos por la mitad en vertical y extraemos las semillas y la parte de conexión a la planta. Cortamos las cebollas por la mitad en horizontal.  

2. Los colocamos en un recipiente apto para horno. Rociamos un poco de aceite sobre ellos con un spray de aceite y espolvoreamos con pimienta, sal y comino.

3. En el horno precalentado a 180º, asamos durante 35-40 minutos.

4. Mientras tanto, mezclamos en un cuenco el ajo prensado, el perejil, la albahaca y las tres cucharadas de aceite. Resultará en una pasta aceitosa. Dejamos macerar.


5. Pasado el tiempo de cocción del asado, sacamos las verduras del horno y las dejamos enfriar un poco. En cuanto podamos, retiramos la piel del pimiento y cortamos en tiras finitas y después éstas por la mitad. La cebolla la cortamos también en tiras. Devolvemos los trocitos al recipiente donde los asamos.

7. Ponemos una sartén o una carmela (plancha) a calentar sin aceite a fuego fuerte para que al cocinar el cordero quede crujiente por fuera y tierno por dentro.




8. Con una cucharilla untamos un lado de cada chuleta con la pasta de especias y las metemos a la sartén con la cara untada hacia abajo. Bajamos un poco el fuego y le damos 2 minutos.


9. Pasados 2 minutos, untamos rápido la otra cara y le damos la vuelta a las chuletas. Les damos otros 2 minutos. Pasado ese tiempo, comprobamos que estén hechas por dentro y las sacamos de la sartén. 


10. Vertemos el aceite y las especias sobrantes de la sartén sobre el asado y mezclamos. Por último, distribuimos por el asado el queso feta cortado en daditos y mezclamos con cuidado para que no se rompa el queso.




¡Buen provecho!

Bergua*

lunes, 15 de julio de 2013

Coliflor al roquefort con nueces

Siempre me ha gustado el queso más que a los ratones y cómo no, de pequeña me pirraba por la ternera al roquefort. Pero como no todo en esta vida es carne, hoy utilizo esa misma idea, con el añadido de nueces, para convertir la coliflor en una verdura irresistible. En el plato de mi vikingo añadí unas tiritas de bacon, para acabar de convencerle ;) Para 2:


  • 500 g de coliflor
  • 1/2 l de leche desnatada
  • 60-100 g de roquefort (al gusto)
  • 60 g de nueces picadas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de mantequilla
  • Sal marina, pimienta negra
  • Nuez moscada
  • Opcional: 4-5 lonchas de bacon a trocitos; parmesano rallado.


La preparación:


1. Lavamos la coliflor, la separamos en ramilletes y la hervimos en agua (y, si queremos, 1/2 pastilla de caldo de verdura) durante unos 8 minutos. Después escurrimos.




2. En  una olla, calentamos la mantequilla y agregamos la harina. Removemos y poco a poco (para evitar grumos) vamos incorporando la leche caliente y el queso. Sazonamos y removemos hasta que se disuelva el queso.

3. En una sartén sofreímos en aceite unos ajos picaditos o fileteados, salpimentamos y damos un par de vueltas a la coliflor. Añadimos las nueces picaditas para que les de un golpe de calor.




4. Disponemos la coliflor con el ajo y las nueces en un recipiente y la cubrimos con la salsa de roquefort. 




5. Si queremos, podemos espolvorear con un poco de parmesano o mantequilla y gratinar en el horno durante apenas 5 minutos. Igualmente, podemos cocinar las tiritas o los taquitos de bacon en el microondas y quien quiera, que se sirva.



¡Buen provecho!



Bergua*

jueves, 11 de julio de 2013

Wok de gambas y leche de coco

Todo empezó conmigo queriendo hacer una sopita con leche de coco y mi vikingo diciendo que no le apetecía sopa. Y como ambas partes han de ceder, ¿en qué quedó la cosa? En que se añaden unos ingredientes más por aquí y por allá y se deja la "sopa" espesar hasta obtener una rica salsa para nuestro wok. Todos contentos. Para 2:

  • 1 puerro
  • 1 pimiento amarillo o naranja
  • 120 g de maíz 
  • 2 cucharadas de queso de untar (sabor neutro o finas hierbas)
  • 400 ml de leche de coco (light, si queremos)
  • 300 ml de agua
  • 200 g de gambas peladas
  • El zumo de aprox. 1/2 lima (al gusto)
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1/4 cucharadita de comino molido
  • Pimienta negra y pimienta de cayena
  • 2-3 dientes de ajo
  • Aprox. 100 g de fideos chinos
  • Aceite de oliva


La preparación:

1. Cortamos en rodajas el puerro, separamos los aretes y lavamos a conciencia. Cortamos el pimiento en tiritas muy finas.

2. Calentamos una cucharada de aceite en un wok y sofreímos el puerro. A continuación añadimos el pimiento. Tras un par de minutos, incorporamos el jengibre y el comino, el jugo de lima y el maíz. Removemos con una cuchara de madera y cocinamos a fuego lento-medio durante 5 minutos.



3. Añadimos la leche de coco, el agua y un poco de pimienta negra y llevamos a ebullición. Removemos de vez en cuando. Estará listo cuando haya reducido y espesado hasta quedar a nuestro gusto.



4. Mientras tanto calentamos una cucharada de aceite en una sartén, sofreímos el ajo picado y salteamos las gambas con un poco de pimienta de cayena.




5. También hervimos agua suficiente para cocinar los fideos de arroz, que suelen necesitar 2 minutos en agua hirviendo.






Después escurrimos y servimos en 2 cuencos.





6. Cuando la salsa haya espesado a nuestro gusto, apartamos del fuego, añadimos el queso de untar y mezclamos bien. (Se puede corregir de espesor con agua o leche)




7. Sobre los fideos que ya tenemos en el cuenco vertemos las verduras en su salsa. Sobre éstas repartimos las gambas y el ajo picadito. Sacamos la otra mitad de la lima a la mesa por si alguien un chorro.





¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 


https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727


Bergua*


domingo, 7 de julio de 2013

Tajín de huevo y ternera


Hoy toca tajín (o tagine) de nuevo, pero esta vez de ternera y huevo. En vacaciones aprovecho que los días son más largos y tengo más tiempo libre para hacer los platos que llevan un poco más de tiempo o de trabajo. Sin embargo, éste es de los tajines más rápidos y sencillos de preparar, así que no hay excusa ;) Para 3 que hemos sido hoy:

  • 400-500 g de ternera en taquitos
  • 3 huevos (uno por persona)
  • 3-4 (aprox. 200 g) tomates con su jugo
  • 1 pimiento verde y otro amarillo o rojo  
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de puré tomate concentrado
  • 1 cucharada de harissa (u otra pasta de guindilla/ pimienta de cayena)
  • Sal, pimienta, comino
  • Cilantro y/o perejil fresco (picado) o en polvo (seco)
  • 1/2 vaso de agua caliente (Aprox. 125 ml)


La preparación:


1. Rehogamos el ajo y la cebolla en aceite caliente y cuando tome algo de color, añadimos el pimiento en trocitos. Rehogamos hasta que quede tierno.





2. Trituramos el tomate lavado y con piel, pero sin la parte donde se unía a la planta.





3. Añadimos al tajín el tomate triturado, el tomate concentrado, la harissa y las especias. Mezclamos. 





4. Añadimos el agua y mezclamos de nuevo. Probamos de sabor y añadimos especias y/o harissa si hace falta.







5. Repartimos la carne por el borde del tajín. Entonces tapamos y dejamos cocer durante 15-20 minutos a fuego medio.



6. Hay que ir comprobando cómo va de líquido y cómo va la cocción de la carne. Si vemos que no reduce lo suficiente, retiramos la tapa para que se evapore más agua.

7. Cuando el líquido haya reducido lo suficiente, rompemos los huevos por el centro del tajín y tapamos de nuevo para que se cuajen. El tiempo dependerá de cómo nos gusten los huevos, si con la yema líquida o más hecha. 




8. Por último, espolvoreamos los huevos y la carne con una pizca de pimienta negra. Acompañamos de pan de miga árabe, aunque también es una opción el arroz blanco.





¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727



Bergua*

viernes, 5 de julio de 2013

Crepes integrales

Para desayunar o para cenar, con jamón york y queso, solos, con helado, con sirope de arce, con fresas y nata, con plátano y nutella, mermelada, con feta y mango... ¿Quién se apunta a unos crepes? Estos que os traigo hoy van tanto con dulce como con salado y son además ligeritos, con harina integral y miel en lugar de azúcar. Rinde para unos 10-15, según el tamaño de la sartén.

  • 3 huevos
  • 1 taza de harina integral
  • 3/4 de una taza de agua
  • 1 taza de leche
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 cucharada de mantequilla (la líquida para repostería. Si no, la derretimos)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (también puede ser vainilla de la vaina o azúcar de vainilla si todo falla)
  • 1/4 de una cucharadita de sal
  • Mantequilla extra para freír los crepes


La preparación:




1. Batimos todos los ingredientes en un recipiente y dejamos reposar durante 15 minutos.





2. En una sartén a fuego medio, derretimos el equivalente en mantequilla a una cereza y nos aseguramos de que quede repartida por la superficie.


3. Añadimos un cucharón de masa a la sartén y le damos forma si hace falta, moviendo la sartén o ayudándonos de una espátula de cocina. También podemos dejar la forma tal cual caiga, si queremos un crepe más rústico. Al ser integrales son un poco más densos de lo habitual.




4. Dejamos que se fría un minuto por una cara y le damos la vuelta con cuidado. El primero es raro que salga bien, así que toca hacer el sacrificio de comérselo ;)

5. Le damos un minuto por el otro lado, hasta que coja un colorcito marrón dorado, y lo sacamos.


¡Buen provecho!

Listos para llevar

Estela*

miércoles, 3 de julio de 2013

Pastel de coliflor al horno

Como siempre digo, a mí la coliflor me gusta, sobre todo hervida con caldo de verdura en lugar de agua a secas. Pero como no a todo el mundo le hace gracia, no está de más inventarse "disfraces" como este pastel con queso, jamón, nata... Sano, fácil, rápido y buenísimo. Otro día se puede hacer con atún o simplemente con queso roquefort o gorgonzola.


  • 300 g de coliflor
  • 250 ml de nata para cocinar light (aprox. 8%)
  • 3 huevos
  • 100 g de jamón cocido o pavo frío
  • 60-80 g de queso light
  • 1 tomate
  • 1 cucharada de maizena
  • Unas hojitas de albahaca (se puede cambiar por perejil, según el sabor que nos guste más)
  • Nuez moscada, sal y pimienta negra
  • 1/2 pastilla de caldo de verduras concentrado


La preparación:


1. Limpiamos y troceamos la coliflor y la hervimos durante unos 10 minutos con la 1/2 pastilla de caldo de verdura.


2. Encendemos el horno a 180º para precalentar.


3. Troceamos el jamón y el tomate a taquitos y la albahaca a tiritas. Rallamos el queso si es de bloque.

4. Cuando la coliflor esté lista, la sacamos del agua (podemos reservar el caldo para una sopa), escurrimos y reservamos en un recipiente.



5. Batimos los huevos en un cuenco, añadimos la nata, la nuez moscada y la cucharada de maizena. Batimos de nuevo hasta que se mezcle bien la maizena.


6. Vertemos la mezcla sobre la coliflor y añadimos el jamón, el queso, el tomate y la albahaca. Salpimentamos al gusto.



7. Vertemos la mezcla en un molde para hacer bizcocho que habremos engrasado previamente por el fondo y las paredes con aceite o mantequilla. Si queremos un pastel más alto, elegiremos un molde de diámetro más pequeño.



8. Le damos 25-30 minutos de horno, hasta que esté cuajado. Dejamos enfriar un poco antes de comerlo, aunque se puede comer frío o caliente.

¡Buen provecho!




Bergua*

lunes, 1 de julio de 2013

Tajín de merguez


Han caído en mis manos unas salchichas merguez y las he aprovechado para estrenar mi tajín (o tagine) de acero, ya que los de barro los tengo en España a buen recaudo. Las merguez son salchichas frescas rojas de carne de ternera y/o cordero y muy típicas del norte de África. Este plato tiene origen en Túnez. Para 2 comensales:

  • 4 salchichas merguez
  • 2 patatas
  • 1 calabacín
  • 2 tomates de pera
  • 1 cebolla blanca pequeña
  • 1/2 cucharadita de harissa (u otra pasta de guindilla/pimienta de cayena)
  • 1/2 cucharada de pasta de tomate concentrado
  • 3 dientes de ajo
  • 200 ml de agua
  • 1-2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal, pimienta negra
  • Comino, cúrcuma y cilantro molidos. También he usado un par de ramitas de romero de para la última parte de la cocción.
  • Otras especias posibles: perejil fresco, jengibre. 




La preparación:

1. Calentamos la cucharada de aceite en el tajín y rehogamos la cebolla picadita. Si vamos a utilizar perejil o cilantro fresco, podemos picarlo y rehogarlo al principio junto con la cebolla.





2. Lavamos los tomates, retiramos la parte donde se unía a la planta, los cortamos por la mitad y los colocamos en el tajín con la parte abierta boca abajo. Añadimos también el ajo picado.



3. Pinchamos los tomates de vez en cuando con un tenedor. Cuando se estén fundiendo, los aplastamos con el tenedor.





4. Mezclamos bien el tomate con la cebolla y el ajo y lo extendemos por el fondo del tajín.







5. Lavamos y pelamos las patatas y las cortamos a rodajas de aproximadamente 1/2 cm. Lavamos el calabacín y lo cortamos igual; no hace falta retirar la piel. 


6. Distribuimos las rodajas de patata y calabacín por el tajín para asegurarnos de que queden repartidas y no haya zonas donde sólo toque patata o sólo toque calabacín.





7.  Añadimos el agua y las especias y movemos desordenándolo todo para que se mezclen bien los sabores. 





8. Tapamos y llevamos a la ebullición. 







9. Sacamos un poco de líquido del tajín y lo mezclamos en un recipiente con la harissa y el tomate concentrado. 




10. Después repartimos la mezcla por el tajín. Removemos y mezclamos de nuevo. Entonces bajamos el fuego a medio y dejamos cocinar hasta que las patatas estén tiernas. 
11. Movemos de vez en cuando las patatas y el calabacín para que no se peguen. También hay que ir comprobando el líquido y, si se ve escaso, añadimos agua caliente.

12. Incorporamos las merguez, tapamos y dejamos cocinar a fuego lento hasta que tanto las patatas como las merguez estén cocidas, durante unos 35-40 minutos.



¡Buen provecho!


¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727




Bergua*