¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

sábado, 28 de septiembre de 2013

Pimiento relleno de arroz y picadillo

Conocidos como bajoques farcides en tierras valencianas, normalmente se rellena el pimiento entero con el arroz todavía crudo y se tapa con el tallo, pero hoy traigo mi versión rápida y con queso añadido, porque el queso me vuelve loca y todo lo mejora =) Normalmente, además, se hace con cebolla, pero yo tenía puerros que gastar ;)

  • 4 pimientos rojos hermosos (grandotes)
  • 1 puerro (o 1 cebolla)
  • 3 dientes de ajo
  • 100 g de arroz
  • 300 g de picadillo de ternera, cerdo, pollo o mezcla
  • 200 ml de tomate triturado
  • Azafrán o colorante
  • Perejil 
  • Sal marina y pimienta negra
  • Philadelphia
  • Mozzarella rallada
  • Aceite de oliva
  • Opcional: Gundilla picada o harissa.


La preparación:

1. Precalentamos el horno a 200º.

2. Ponemos el arroz a hervir. Un truco para añadir sabor es usar el agua sobrante de haber hervido verduras. Por ejemplo, yo el día anterior herví coliflor, guardé el agua y la usé para hervir el arroz.



3. Lavamos los pimientos y los cortamos por la mitad verticalmente. Los introducimos boca abajo en el horno y los dejamos cocer durante 30 minutos.




4. Mientras tanto, sofreímos a fuego medio-alto con un poco de aceite el ajo y el puerro picaditos en una sartén






5. Tras un par de minutos, cuando estén algo tiernos, añadimos la carne y una chispa de sal. Rompemos la carne y mezclamos bien.

6. En seguida añadimos el perejil, la pimienta y el tomate. Mezclamos bien.


7. El arroz se habrá hervido en ese tiempo, lo habremos escurrido y apartado. Lo añadimos a la sartén apagada con el azafrán. Mezclamos bien y al minuto apagamos y apartamos del fuego.






8. Cuando pase la media hora de los pimientos en el horno, los sacamos y untamos el fondo con philadelphia.

9. A continuación pasamos a rellenar cada mitad con nuestra mezcla de arroz y picadillo y acabamos espolvoreando con la mozzarella rallada.

10. Finalmente, horneamos 5-8 minutos más y, cuando el queso esté gratinado, sacamos del horno y servimos.




¡Buen provecho! 



Bergua*

viernes, 20 de septiembre de 2013

Setas gratinadas con arroz

Las setas son uno de esos ingredientes que, según cómo se cocinen, me encantan o no me entran. Al ajillo sobre una tostada o en un buen arroz, como las hace mi tío Ángel, están buenísimas. Pero un día se me ocurrió experimentar con ellas a ver si descubría más modos de comérmelas con ganas y salió este rico plato de arroz gratinado al horno. Para 2:



  • 250 g de setas. Yo usé chantarela.
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cebolletas
  • 300 ml de bechamel o bernaisse
  • 120 g de arroz
  • Vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra y nuez moscada


La preparación:


1. Ponemos el arroz a hervir.


2. Doramos en aceite caliente el ajo y la cebolleta picaditos.

3. Esperamos unos minutos a que se hagan y luego echamos las setas muy limpias y cortadas en caso de que sean grandes. Podemos añadir una pizca de pimienta. No tardan mucho en hacerse, pero dependerá del tamaño. 



4. Una vez esté hervido el arroz lo colocamos de cama en un recipiente para horno y lo rociamos con gotitas de vino blanco.

5. Sobre el arroz distribuimos las setas con el ajo y la cebolleta.




6. Cubrimos con la salsa. Podemos añadir algo de nuez moscada a la bechamel antes de añadirla a las setas.

7. Les damos unos 8-10 minutos de horno a 180º.

8. Pasado ese tiempo, sacamos del horno y servimos. La salsa se mezcla con el arroz y queda suave y delicioso.


¡Buen provecho!


Bergua*