¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

viernes, 14 de diciembre de 2012

Patatas asadas oriolanas


Gracias a este corte tan característico, a cuadrados o a rombos, se acelera el proceso de cocción. Es el corte típico de las patatas asadas de mi Orihuelica, corazón de la Vega Baja del Segura y tierra del poeta Miguel Hernández y mía. Es una receta sencillísima pero muy resultona. Lo típico es comerlas con alioli o pimentón dulce.






  • Patatas (la cantidad depende de los comensales y del tamaño. Se suelen usar medianas-grandes.)
  • Aceite de oliva
  • Sal marina
  • Pimienta recién molida
  • Pimentón dulce o ahumado
  • Alioli


  • Yo hoy he acompañado de una guarnición de verduras asadas:
    • 1 puñado de chalotitas
    • Pimientos pequeños dulces de diferentes colores
    • Unos tomates cherry
    • Un par de ramitas de romero
    • Aceite de oliva
    • Sal



    La preparación:

    1. Precalentamos el horno a 200º. Lavamos a conciencia las patatas, se cortan por la mitad longitudinalmente y se hacen cortes en rombos o cuadrados, sin llegar a atravesar del todo con el corte.

    2. Untamos o rociamos con un espray la superficie de las patatas con aceite y salpimentamos. 

    3. Horneamos a 200º durante unos 30 minutos. Como siempre, dependerá del horno y del tamaño de las patatas. Si queremos tostar un pelín el pimentón, lo espolvoreamos 2 minutos antes de sacarlas del horno. No se debe poner desde el principio, ya que es un ingrediente que se quema con facilidad y adquiere un sabor amargo. También podemos añadirlo ya en la mesa.



    4. Si también vamos a preparar las verduras, pelamos las chalotas y ponemos en un recipiente apto para horno los pimientos, las cebollitas y los tomates. Rociamos con un poco de aceite, echamos sal y colocamos el romero entre las verduras. Horneamos 30 minutos a la vez que las patatas.


    5. Ya sólo nos queda servir y disfrutar =)

    ¡Buen provecho!



    ¡Sígueme en facebook! 

    https://www.facebook.com/berguaricoysano




    Bergua*


    martes, 11 de diciembre de 2012

    El bizcocho más fácil del mundo

    Esta receta me la dio mi tía Bea y a ella se la dedico. Es el bizcocho más fácil de hacer y recordar. La masa base es muy versátil, así que, según la despensa y la ocasión, la convierto en lo que apetezca. Hoy estoy navideña, así que me decanto por el limón y la canela.

    • 1 yoghurt (natural o de fruta) Usaremos el vaso del yogur como medida para el resto.
    • 1 vaso de aceite
    • 2 vasos de azúcar (yo usé azúcar moreno mascabado)
    • 2 huevos
    • 3 vasos de harina
    • 1 cucharada de levadura química (10g)
    • 2 cucharadas de canela en polvo
    • La ralladura de 2 limones
    • Un poco de mantequilla
    • Opcionales: Como adelantaba, a la mezcla base hoy le añado limón y canela, pero podría ser cacao en polvo, frutos secos, trocitos de chocolate o muchos otros ingredientes. En esta ocasión, he mezclado en la masa trocitos de naranja confitada que tenía por casa. También añadí 2 gotitas de agua de azahar. Para el fondo del molde, como muestro a continuación, hice una mezcla de licor de cereza y azúcar de vainilla, que podría sustituirse por otros licores, zumo de naranja y azúcar o incluso agua y azúcar.


    La preparación:

    1. Con el vaso de yoghurt como medida, mezclamos en un bol el yoghurt, el aceite, el azúcar, la harina, los huevos, la ralladura y la levadura.


     

    2. En repostería, normalmente se sigue un orden preciso, de modo que primero se mezclan los ingredientes líquidos, después los secos y después todo. Pero este es al fin y al cabo el bizcocho más fácil de hacer, así que adentro con todo a la vez ;)

    3. Mezclamos bien. 
    ¡No hace falta ni batidora!
    4. Después añadimos, si queremos, los "tropezones" del bizcocho (frutos secos, pasas, fruta confitada, chocolate...) y mezclamos de nuevo.




     5. Para la base de mi bizcocho, primero unté un poco de mantequilla por el molde. Después decidí mezclar 2 cucharadas de licor de cereza y una cucharadita de azúcar de vainilla. 


    6. Repartimos la masa en un molde desmontable (con agujero o sin él) y horneamos en el horno precalentado a 180º durante 20-30 minutos. 




    7. Para comprobar si está hecho, introducimos un palillo largo (como de pincho moruno) o un cuchillo afilado. Si sale húmedo, necesita más tiempo. Si sale seco, lo podemos sacar del horno y dejar reposar unos 5 minutos. Se puede espolvorear con canela o azúcar glas o de vainilla.



     ¡Buen provecho!



    Un amigo, que es chef, se pasó por casa a cocinar y cenar con nosotros. Yo aproveché el bizcocho navideño para preparar una bandeja de postre a la danesa, lo que muy a menudo quiere decir queso. Sí, señores, de postre pan y queso, normalmente con uva también. En lugar de uvas, serví mandarinas y dátiles como acompañamiento para el queso de trufa, el queso de pimientos y el queso de champiñón, cortesía de mi amiga Tema. Unas galletas y el bizcocho y voilá, los daneses en el bolsillo.


     Bergua*

    domingo, 9 de diciembre de 2012

    Tortilla de coliflor y camarones


    Me pasé 16 años empeñada en que no me gustaba la cebolla hasta que mi madre me confesó que sus tortillas de patatas siempre habían llevado cebolla jeje Ponedle delante esta tortilla "española" a un enemigo declarado de las verduras y no deis muchas explicaciones, a ver qué  tal funciona el invento ;) También se puede hacer con atún, jamón y queso... para disfrazar la coliflor.

    • 1/2 coliflor
    • 200g camarones (gambitas)
    • 4-5 dientes de ajo
    • 1 cebolla mediana
    • 1 cucharada de leche
    • 5-6 huevos
    • aceite de oliva
    • sal
    • guindilla o pimienta de cayena
    • 1/2 pastilla de caldo concentrado de verduras

    La preparación:

    1. Limpiamos la coliflor y la cortamos a trozos medianos. La metemos a una olla con 1/2 pastilla de caldo de verduras, cubrimos con agua y tapamos. Dejamos hervir hasta que esté hecha, en su punto, no demasiado blanda.




    2. Cuando la coliflor esté lista, la pasamos por agua fría con un colador y dejamos escurrir. El agua de hervirla yo la reutilizo para hacer sopa.
    3. Mientras tanto, pelamos la cebolla y los ajos. Picamos los ajos y cortamos la cebolla a tiras. Los rehogamos en un chorrito de aceite.




     

    4. Cuando estén medio hechos, añadimos los camarones y la pimienta de cayena. Damos unas vueltas para que se cuezan las gambas, sin cocinarse de más o quedarán como chicle.




    5. Después batimos en un recipiente hondo los huevos. Añadimos la coliflor y rompemos los trozos para que queden más pequeños. A continuación vienen la cebolla, el ajo y las gambas de la sartén, más la leche. mezclamos bien y si lo estimamos necesario, añadimos 1-2 huevos más batidos.




    6. Calentamos aceite en una sartén antiadherente. Puede ser la misma de hacer la cebolla y el ajo, para aprovechar el sabor. Cuando el aceite esté caliente, bajamos el fuego a medio-bajo y distribuimos la mezcla. 



    7. Sale una tortilla gruesa, así que lleva tiempo que se cuaje bien por dentro. Se le da todo el tiempo que necesite por un lado y después se le da la vuelta y se deja cocinar hasta que  esté totalmente cuajada por dentro (si al presionar sobre la superficie no sale huevo). Usando poco aceite, la tortilla queda más clara que la de patatas, pero para darle algo de color, se puede subir a última hora a fuego alto durante un par de minutos.


    ¡Buen provecho!


    ¡Sígueme en facebook! 
    https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727


    Bergua*


    martes, 4 de diciembre de 2012

    Crema de verduras con toque de pesto

    Por falta de tiempo y problemas con mi cuenta, he tenido el blog en dique seco, pero hoy hago un intento por retomar el ritmo con esta cremita tan rica y sencilla. A ver si en los próximos días puedo estrenar la mandolina y la trituradora que me regalaron por mi cumple.



    • 1 calabacín
    • 1 puerro
    • 1 cebolleta
    • 1 patata
    • 2 dientes de ajo
    • 1/2 de coliflor pequeña
    • 1 zanahoria
    • 200g de skyr, quark, yogur griego o nata líquida ligera
    • Salsa pesto al gusto
    • Pimienta negra, sal
    • Aceite de oliva

    La preparación:


    1. Pelamos la cebolleta y la cortamos en aritos. Cortamos también el puerro a aretes y los lavamos bien para deshacernos de la tierra del interior (en un escurridor, por ejemplo). 


    2. Pelamos y fileteamos el ajo y lo ponemos en una olla a rehogar con la cebolleta y el puerro y un poco de aceite de oliva. Le damos un par de minutos.


    3. Mientras tanto, pelamos y lavamos la patata y la cortamos en dados. Hacemos lo mismo con la zanahoria, la coliflor y el calabacín (al calabacín no es necesario retirarle toda la piel).


    4. A continuación añadimos las verduras a la olla, damos unas vueltas y cubrimos con 1-2 vasos de agua (lo justo para cubrir los ingredientes). Dejamos hervir durante 20 minutos o hasta que la patata esté cocida. 




    5. Entonces lo trituramos todo y salpimentamos. Añadimos también el yogur, quark o skyr y volvemos a triturar. Dejamos calentar un par de minutos más sin dejar que hierva.



    6. Lo siguiente es servir la crema con una cucharada de pesto en el centro y un poco de queso rallado espolvoreado para empezar (luego quien quiera más, que añada). Podemos añadir unas gotitas de aceite de oliva y un poco de pimienta negra. ¡Listo!





    ¡Buen provecho! 


      
    Bergua* 

    domingo, 18 de noviembre de 2012

    Filete de sajonia en salsa de vinos y cacao


    Anoche probamos una salsa de resultado sorprendente. La hicimos para un filete de cerdo y ¡no quedo ni sombra de nada! De guarnición preparamos una simple y rica coliflor hervida en caldo de verduras, en lugar de las tradicionales patatas escandinavas. Mirando entre mis últimas recetas, veo mucha coliflor y es que ¡es una verdura tan socorrida y versátil! Para 2 personas:


    • 1/2 colifor
    • 1/2 pastilla de caldo de verduras
    • 1 zanahoria
    • 1 cebolla
    • 3 dientes de ajo
    • 1/2 puerro
    • 4-5 higos secos/orejones de albaricoque
    • 1 vaso de vino blanco
    • 1 vaso de vino tinto
    • 1 cucharadita de cacao
    • 1/2 litro de agua
    • 1/2 ramita de canela
    • 250g de cerdo (filete de sajonia, en este caso)
    • Clavo
    • 1 cucharadita de pimienta negra
    • Sal
    • Aceite de oliva


    La preparación:

    1. Picamos la zanahoria, el ajo y la cebolla y cortamos en aros el puerro. Ponemos el ajo a dorar en una olla con un chorrito de aceite. Luego añadimos el resto de verduras y dejamos rehogar.




    2. Añadimos los vinos, el clavo, la pimienta, el cacao y el higo cortado a trocitos. Removemos y dejamos cocinar hasta que el vino reduzca casi por completo.





    3. Mientras tanto, lavamos la coliflor y la cortamos en ramilletes. La ponemos a hervir con dos dedos de agua, sin que la coliflor quede totalmente cubierta. Añadimos la media pastilla de caldo concentrado y  tapamos.



    4. Cuando el vino ha reducido, salpimentamos la carne y la colocamos en la olla sobre las verduras. 




    5. Cubrimos con agua y dejamos cocinar a fuego medio-alto durante 25 minutos.



    6. Cuando la coliflor esté a nuestro gusto (para mí es tierna, pero sin llegar al punto de deshacerse), la retiramos del fuego y reservamos. La receta original sugería un puré. A mí no me apeteció, pero si queréis probarlo, se añade aceite, sal y pimienta y se tritura.




    7. Después de los 25 minutos de cocción, sacamos la carne y la rama de canela de la olla y trituramos la salsa. A continuación le damos un par de últimos minutos de cocción y, finalmente, emplatamos.




    ¡Buen provecho!





    ¡Sígueme en facebook! 
    https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727


    Bergua*

    P.D. La receta original en la que me inspiré, la podéis ver aquí, sin mis cambios.



    viernes, 16 de noviembre de 2012

    Coliflor gratinada con retales


    Últimamente, entre el curso intensivo y el trabajo, cuando llego a casa no doy para más. Pero me apetecía actualizar (y cenar, todo sea dicho), así que empecé a sacar retales del frigo y me monté un "sarao". Para 2:



    • 1/2 coliflor
    • 1 pimiento rojo
    • 1 puerro
    • 1 zanahoria
    • 2-3 dientes de ajo
    • 200g de jamón york a tiras
    • 200g de queso recién rallado
    • 250ml de nata para cocinar (18%)
    • 5 higos secos
    • Pimienta negra
    • Nuez moscada
    • Aceite de oliva
    • Perejil
    • Opcional:1 cucharadita de sambal oelek, 1 huevo, sal.

    La preparación:


    1. Lavamos la coliflor, retiramos las hojas y la cortamos en racimos. La ponemos a hervir durante unos 15-20 minutos.



    2. Lavamos el pimiento, sacamos las semillas y lo cortamos en trocitos. Hacemos lo propio con la zanahoria y cortamos el puerro en aretes. Cortamos el ajo a pedacitos y lo ponemos todo a rehogar con una pizca de aceite en una sartén hasta que el pimiento y la zanahoria estén tiernos.

    3.  Cuando las verduras estén listas en la sartén, escurrimos la coliflor y la añadimos a la sartén. Le damos un par de vueltas para que tome el sabor de las verduras.

    4. A continuación servimos todas las verduras repartidas en una bandeja apta para horno. 




    5. Precalentamos el horno a 180º.


    6. Sobre las verduras servimos repartido el jamón york y sobre este el queso rallado.




    7. En un bol, servimos la nata y añadimos 1 cucharadita de nuez moscada y 1/2 de pimienta negra. A mí no me apeteció, pero si queréis que se os quede más cuajado, también se le puede añadir un huevo batido. Yo lo que sí le añadí fue sambal oelek (pasta del estilo de la harissa) para darle un toque picante. Mezclamos bien.

    8. Espolvoreamos con trocitos de higo seco cortados en tiras.

    9. Vertemos sobre las verduras de forma repartida y horneamos durante 10-15 minutos.

    10. Antes de servir, espolvoreamos con perejil seco. ¡Voilá!


    ¡Buen provecho!



    Bergua*