¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

domingo, 17 de septiembre de 2017

Polnina: pastel de pascua esloveno


Para la "vuelta al cole" de Cocinas del mundo, a mi vikingo le apeteció probar este pastel de carne, típico durante la pascua en varios países del este; se le llama Polnina en Eslovenia; Sekana en la República Checa y Sekanice en Eslovaquia.  
Hay muchas recetas muy similares, por no decir idénticas, que se consideran serbias, croatas, checas, húngaras, eslovacas o eslovenas, según a quién le preguntes. 

Lo hicimos durante una visita de mi madre y mi hermana y me ayudó a prepararlo mi hermana. Me aguanté las ganas de añadir más cebolla, ajo y cualquier otra cosa que se me ocurrió porque quise probar la receta original tal y como es. Me imagino que este pastel surgiría como receta de aprovechamiento, tal vez para usar el pan del día anterior, como en las migas de pan españolas, tal vez incluso para darle salida al jamón cocido de otra receta. Sale suficiente para 4-8 personas, según si es para tapeo o como plato.




  • 320 g de pan, son unos 8 panecillos
  • 4 huevos
  • 500 g de jamón ahumado o corte de hombro ahumado
  • 20 g (2-3 cucharadas) de perejil fresco (en la receta original, un tipo de ortiga comestible que no pude conseguir, pero se recomendaba sustituir por perejil fresco)
  • 1 cebolleta fina (unos 30 g, tallo verde incluido)
  • 300 ml de leche
  • Aceite vegetal
  • Nuez moscada 
  • Sal y pimienta

La preparación:

1. Lo primero es cocer la carne si, como yo, la has comprado en crudo. En mi caso es un corte de jamón ahumado y solo hay que cocerlo en agua durante 45 minutos; en la olla rápida, 25 minutos fueron suficientes.



2. Preparamos mientras tanto lo demás. Despedazamos el pan y cortamos en tiritas el perejil. Echamos las dos cosas a un recipiente, salpimentamos y añadimos la nuez moscada. Añadimos también la cebolleta cortada en rodajitas finas. Entonces añadimos la leche y removemos para que el pan se vaya empapando.




3. Cuando la carne esté, la cortamos en taquitos (si lleva red como la mía, la retiramos primero). Incorporamos los taquitos al cuenco con el pan mojado.



4. Entonces separamos las yemas y las claras de los huevos; batimos un poco las yemas y las mezclamos con el pan y la carne.



5. Montamos las claras hasta que estén tan firmes que se le pueda dar la vuelta al recipiente sin que caiga nada y las ligamos con delicadeza con el pan, la carne y lo demás.




6. Engrasamos ligeramente con aceite el fondo y las paredes del molde que vayamos a usar. Vertemos en él la masa y le damos 50-60 minutos en el horno precalentado a 180ºC.



* Antes de sacarlo, comprobamos que esté cuajado clavando un palito o un cuchillo, como cuando se hace un bizcocho; si sale limpio, está hecho. Se deja enfriar un poco antes de servir para que se ponga algo más firme.

* Queda genial acompañado de una ensalada, pero tradicionalmente se acompaña de verduras encurtidas y a veces también mostaza.



¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 


14 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho esta receta. Se ve muy rica, saludos :)

    ResponderEliminar
  2. Wow, que cosa mas sabrosa! Me encanta! Te ha quedado fenomenal con o sin ayuda! Un besito

    ResponderEliminar
  3. Esto de que el mismo plato se llame de diferentes maneras según el país ya me suena.....jejeje, nos pasa a menudo, hasta que cada país haga su propia versión llamándose igual. Este me parece estupendo como tu dices para aprovechamiento.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Este pastel de carne es alucinante, estoy segura de que disfrutasteis mucho de su sabor. Anoto receta, besitos

    ResponderEliminar
  5. Buena elección, pero lo mejor es la buena pinta que tiene. Es un buen plato para quedar bien en una comida familiar o con amigos, me encanta.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Un plato de aprovechamiento que es todo un acierto y además una delicia. Me ha encantado
    besitosss
    Rosa

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué buena pinta! Y también qué buena idea como receta de aprovechamiento. Probaría un poquito ahora mismo. Un besazo de Dulces Helens

    ResponderEliminar
  8. pues me lo apunto, porque esos pasteles dan muchísimo juego...te ha quedado espectacular!!
    un besote

    ResponderEliminar
  9. Una receta estupenda para aprovechar pan del día anterior, me encanta esa mezcla con jamón y perejil, este tipo de recetas siempre me recuerdan las recetas reconfortantes y caseras de las abuelas, esas recetas que llevan magia, y que de ingredientes sencillos obtenemos deliciosos manjares.
    Me encanta!
    un beso

    ResponderEliminar
  10. Todos los pasteles salados me encantan, en casa los hago muchísimo y no voy a dejar de probar este.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  11. Te ha quedado genial, una gran receta. Me gusta mucho

    ResponderEliminar
  12. Ciertamente tiene pinta de receta de aprovechamiento y ciertamente se puede variar dependiendo de los ingredientes que estén rondando por la nevera. Me gusta mucho.

    ResponderEliminar
  13. Qué pastel más rico!!!! Me encanta!!!! Besitos, guapa!

    ResponderEliminar
  14. Un pastel de lo mas rico, yo siempre me tiro al dulce, una es muy golosa.besinos

    ResponderEliminar