¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

domingo, 19 de abril de 2015

Chijeu-buldak: pollo de fuego coreano con queso


Un mes más, los participantes del reto de Cocinas del mundo llegamos a nuestro destino internacional, que no es otro que Corea esta vez, o más bien "Korea" ;)


El buldak es un plato de pollo macerado en una salsa picante y es popular en los puestos de comida rápida callejeros de Corea. Hace unos años, algunos restaurantes empezaron a ofrecer este plato con la opción de queso fundido por encima, y es precisamente esa interpretación moderna del plato la que os traigo hoy. "Chijeu" significa "queso" en coreano, "bul" significa "fuego" y "dak" significa "pollo"; ahí tenemos la explicación del nombre 치즈불닭. Para 2 comensales:



  • 300 g de pechuga de pollo 
  • 3 dientes de ajo 
  • 1 cucharadita de jengibre fresco picado 
  • 2-4 cucharadas de copos de pimiento seco (gochugaru, hot pepper flakes) 
  • 1-2 cucharadas de pasta coreana de guindilla (gochujang, hot pepper paste; se puede sustituir por sambal oelek) 
  • 1/2 cucharada de salsa de soja 
  • 1 y 1/2 cucharadas de aceite vegetal 
  • 2 cucharadas de sirope de arroz (se puede sustituir por sirope de maiz, azúcar, miel, agave...) 
  • 1/4 de cucharadita de pimienta 
  • 125 g de mozzarella fresca 
  • 2 cucharadas de agua 
  • 1-2 cebollinos (o cebolletas) para decorar. 



  • Opcional, como acompañamiento y para enriquecer la textura del plato, se pueden elegir 130 g de: pastel de arroz coreano (tteokbokki tteok; es lo que yo he usado hoy); tallarines de boniato coreanos (son grisáceos cuando están secos) y se parecen a los soba japoneses; tallarines udon o tallarines celofán, que quedan transparentes al cocinarlos. 



La preparación:


1. Lo primero es preparar nuestra salsa para poner el pollo a marinar. Mezclamos la pasta de guindilla, los copos de pimiento, el sirope, el aceite y el ajo y el jengibre picaditos. Así obtendremos nuestra sabrosa salsa dulce y picante. 



2. Cortamos el pollo en dados y lo impregnamos con la salsa que hemos preparado.  Con 2 cucharadas de agua terminamos de limpiar el recipiente de la salsa y lo añadimos al pollo. Reservamos en la nevera durante 10-20 minutos.


3. Si vamos a acompañar el pollo con pastel de arroz o tallarines, aprovechamos ahora para prepararlos. Yo usé este tipo de pastel de arroz y los corté por la mitad para que el tamaño fuera bien con los dados de pollo. Ponemos agua a hervir, cuando hierva, introducimos la pasta. A los 6-8 minutos subirán a la superficie, como pasa con los ñoqui cuando están listos. Sacamos del agua y reservamos.


4. Para cocinar el pollo, tradicionalmente se usa una cazuela de hierro, pero también podemos usar una sartén corriente, que además hace la cocción más rápida. Calentamos una pizca de aceite en la sartén y cocinamos con tapa a fuego medio durante 6-7 minutos. Removemos un par de veces para que no se queme.


5. Pasado ese tiempo, añadimos los pastelitos de arroz, bajamos el fuego al mínimo y le damos otros 5 minutos de cocción, o lo que haga falta para que el pollo se termine de cocinar. Yo pasé los pastelitos por el cuenco de la salsa para aprovechar hasta la última gota.

6. Servimos entonces el pollo en una cazuelita apta para horno y coronamos con el queso. Le vamos a dar unos 5-10 minutos a 200º en el horno precalentado. Queremos que el queso se derrita. Si os aguantáis, dejad también que el queso tome algo de color. A mí me venció la impaciencia y lo saqué cuando todavía estaba bastante blanquito.


7. Mientras se funde el queso, cortamos finito el cebollino y/o la cebolleta, que añadirán color y frescura al plato. Yo usé una de cebollino y una de cebolleta.


8. Ya no queda más que espolvorear el verde por encima del queso y comer mientras está caliente. ¡Buen provecho!

* Para más estupendas recetas coreanas, os recomiendo esta página, que es donde yo aprendí a hacer este plato =)

¡Sígueme en facebook!

https://www.facebook.com/berguaricoysano




Bergua*


32 comentarios:

  1. Me encanta! Con lo que le gusta a mi chico el picante y a mí cada vez más. Tiene una pinta estupenda, te ha quedado super chulo y un paso a paso genial. Mil gracias por la idea. esta te la voy a copiar seguro. Esta semana misma si encuentro los ingredientes. Qué rico tiene que estar! Y los cuencos? Son coreanos? Son una pasada! Buen domingo y mil besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, ojalá tuviera cuencos coreanos jeje Son del Tiger, los compré para esta receta porque me pareció que al rojo del pollo y al blanco del queso les iría bien un cuenco negro pizarra ^^ Cuando la hagas, déjalo un poquitín más en el horno de lo que yo lo dejé, para que se dore una pizca el queso. Está bueno igual, pero yo fui una desesperada y lo saqué aún blanquito jeje Mil besos

      Eliminar
    2. Anda, pues yo en el Tiger de aquí esos no los he visto. Mira que me gustan! :) Haré como dices con el pollo y y te contaré. Se lo acabo de comentar al deutschandalusisch y se le han puesto unos ojillos de alegría que no veas, jeje XD Besos!

      Eliminar
  2. El picante en casa poco, pero el plato merece una oportunidad.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jeje Siempre se puede adaptar, pero sí es verdad que este es para amantes del picante ^^ Besitos

      Eliminar
    2. Yo soy mexicana, y el picante Koreano no me hace nada, ya he probado el Buldak en restaurantes coreanos y es una pasada 😍 Me encanta y ahora intentaré hacerlo yo a ver qué tal me queda.

      Eliminar
  3. Menudo plato contundente y espectacular. Ahora que parece que ha vuelto el fresco me vendría genial para la comida de hoy. Una excelente elección.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mar (qué nombre tan bonito, como mi tía). Un abrazo y hasta Líbano =)

      Eliminar
  4. Hola!!! Estupenda receta dónde las haya. A mi no me va mucho el picante, pero la combinación de productos me parece deliciosa. Las fotos geniales y el paso a pasa explicado al dedillo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Me alegro de que te guste. Lo del picante se puede regular, pero si no, prueba a hacerlo al pimentón, por ejemplo ;) Besos

      Eliminar
  5. Miedo me está dando solo con saber lo que significa el nombre, tiene que picar de lo lindo, aunque siempre se puede quitar porque me encanta todo pero no se si podría con tanto picor jejeje..
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jeje Como le decía a Nela, pica bien, pero con el quesito y la miel, se puede resistir ;) Besos

      Eliminar
  6. ¡¡Madre mía!! como debe picar esto. Igual sin ellos no sabe igual pero, hará que intentarlo porque tiene una pinta...Uauuuu!!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jeje ¡Gracias! La verdad es que al mezclar la pasta de gundilla con la miel, se rebaja el picante y el queso, al ser lácteo, también ayuda, pero aún así, mi amiga coreana me dijo que había que echarle valor jaja Se le puede poner menos picante ;) Besicos

      Eliminar
  7. A mi no me gusta el picante y por esos paises lo usan mucho ,supongo que sin el no será lo mismo.Aun asi la pinta es interesante .besinos

    ResponderEliminar
  8. Bien! Picantita. Esta la tengo que hacer aunque rebajaré un poco el picante, que ya tuvieron bastante con el Japchae. Se me fue la mano con la guindilla. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje Pues unos días de descanso y al picante otra vez ;) Besos

      Eliminar
  9. Un plato muy original y con su toque de picante, qué suerte poder contar con ingredientes coreanos a tu alcance
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He de decir que la primera sorprendida fui yo; fue una sorpresa muy grata ver que que el chico vietnamita al que le suelo comprar tenía una sección de ingredientes coreanos ;) Un beso

      Eliminar
  10. Hemos utilizado la misma página de referencia, que maja es y que bien explica todo eh!, tu plato estupendo, vaya pintaza con ese queso fundido, me molaría llevarme un trocico.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí! Lo hace fácil jeje Un beso

      Eliminar
  11. Con el nombre de la receta ya me has conquistado, y después leyendo la receta, mucho más. Una delicia debe ser, y me muero de ganas por probarla. Por cierto, no conocía tu blog, y me gusta mucho. Ya te sigo. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues qué alegría que te guste =) Voy a ver el tuyo y te sigo también ;) Besos

      Eliminar
  12. Estoy babeando con tu plato del que sin duda alguna tomo buena nota :)

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Margarita! =D Un abrazo

      Eliminar
  13. Madre mia que cosa mas rica! Con ese quesito fundido se me cae la babilla! Una propuesta fantastica! Un besito

    ResponderEliminar
  14. Lo del "fuego" en esta cocina es primordial....a quien no le guste el picante con esta cocina va listo....jejeje. Me ha encantado el toque del queso yo que soy super quesera.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje Has dado en el clavo. Y soy también soy una loca por el queso, así que en cuanto vi esta receta, dejé de buscar ;) Besicos

      Eliminar
  15. Acabas de conquistar mi corazón!!!! Receta asiática con extra de queso!! de punta se me ha puesto el peloooo, yo quierooooo me encanta!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja ¡Cómo me alegro! No es muy normal lo del queso en estas recetas, pero esta es una receta bastante moderna ^^ Espero que puedas encontrar los ingredientes por allí y disfrutarlo en casa =D Besos

      Eliminar
  16. Madre mia que pintaza y ya con el queso por encima me has matao!!! Y con el picante con lo que me gusta a mi, ñammmm Un plato de 10 que va tambien para la lista!
    Besotes guapisima

    ResponderEliminar