¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

sábado, 9 de junio de 2018

Empanadillas de atún


De vez en cuando hago una remesa de empanadillas inspiradas en las empanadas de mi Vega Baja. Durante mucho tiempo, cada vez probaba a cambiar un poco la receta de la masa, para ver si algún día daba con la fórmula que me conquiste. Por el camino, entre prueba y prueba, he conseguido buenos resultados con masas muy sencillas de hacer, sin levadura ni tiempos de espera. Las he probado con vino blanco, con cerveza, con aceite, con mantequilla, con amasado a mano y a máquina... Y de todas esas, esta es una de mis dos favoritas. Mi otra favorita es una masa de empanadilla tipo quebrada y podréis verla aquí muy pronto. 

Mi vikingo (y aquí en Dinamarca los vikingos en general) prefieren este tipo de masa, más finita. Yo las hago bastante porque, además de estar buenísimas, son facilísimas de preparar. Para 20 empanadillas:

Para la masa:

  • 500 g de harina
  • 1 vaso de cerveza (275 ml en el vaso que uso yo -una rubia normal-)
  • 1/2 vaso de aceite (138 ml en mi vaso) -Utilizo el aceite del atún y completo con aceite de oliva)
  • 2 cucharaditas de pimentón dulce
  • Una pizca de sal
  • 1 huevo para pintar la superficie



Para el relleno:

  • 250 g de cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 300 g de pimiento rojo
  • 50 g de aceite
  • 200 de tomate natural de bote, triturado con o sin trozos
  • 300 g de atún en conserva escurrido
  • 3 huevos duros
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra

La preparación:

1. Empezamos con el relleno para que luego tenga tiempo de enfriarse. Sofreímos en una sartén tapada la cebolla picada con un poco de aceite caliente y un poco sal, para que sude. Le damos unos 8-10 minutos a fuego medio-alto, hasta que esté tierna.

2. Añadimos el pimiento picado y el tomate y le damos 20-30 minutos tapado y a fuego lento-medio.



3. Entonces añadimos el atún desmenuzado, el ajo prensado, pimienta y el huevo duro picado, mezclamos y le damos 5 minutos más al fuego con tapa (salvo si hay exceso de líquido o no). Después pasamos la mezcla a otro recipiente y la dejamos enfriar.



4. Para la masa, empezamos mezclando bien el pimentón, la sal y la harina para que después el color sea uniforme. Después vertemos el aceite y la cerveza sobre la harina. 



5. Mezclamos bien con una cuchara de madera y, si hace falta, espolvoreamos con un poco más de harina y vamos mezclando. Tiene que quedar una masa elástica y que no se nos pegue a la mano.

6. Dividimos la masa haciendo cortes en cruz y hacemos 18-20 bolitas. A mí me salen 20 con el relleno justo y todo. Tomamos una bolita de masa, la aplanamos y estiramos con un rodillo y ayuda de las palmas de las manos.



7. Rellenamos y cerramos la masa sobre el relleno. Con un tenedor sellamos los bordes.



8. Pincelamos con huevo batido y les damos 30 minutos en el horno (precalentado) a 200º.




¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/berguaricoysano




Bergua*



2 comentarios:

  1. Unas consultillas. Si quisiéramos reservar unas cuántas,¿se podrían congelar? ¿Sería antes del proceso del horno? Y por último, si se hacen por la mañana pero no se consumirán hasta la tarde, ¿se pueden calentar al horno o microondas? O,¿gustan tb frías? Graaaacias y disculpa la molestia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas! De molestia nada, mujer.
      A mi me gustan frias, pero se pueden calentar. La mejor manera de conservar la textite de la masa es calentar el horno y después apagarlo y meter unos minutos las empanadas.

      Si lo haces en el microondas porque tienes prisa, usa la tapa de plástico que se pone para que los platos no salpique ni se sequen. Pero quedará mejor en el horno ;)

      Las puedes congelar después de hornear. Y luego dejas que se descongele sola. De nuevo, si tienes prisa, puedes usar el micro, pero afectará a la textura de la masa.

      Eliminar