¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

lunes, 9 de julio de 2012

Cebolla caramelizada

Para darle un toque mágico a tus platos de vez en cuando, sean de carne, de pescado, tofu o incluso verduricas. También he oído maravillas de la tortilla de patatas con cebolla caramelizada y el cus-cus con cebolla caramelizada es de mis preferidos. ¡Será cuestión de probar! Mañana os cuento para qué plato en concreto he preparado esta guarnición ;) Para unas 4 personas:


  • 300g de cebolla blanca (2 medianas o 3 si son más pequeñas)
  • 45-50g de aceite (unas 3 cucharadas)
  • 15g de vinagre (1 cucharada) Yo utilizo el vinagre marrroquí del que os hablaba cuando hice gazpacho.
  • 1/2 vaso de vino dulce. Yo utilizo moscatel, pero también vale jerez, oporto, marsala, mistela...
  • 35g de azúcar moreno (o blanco) (unas 2 cucharadas colmadas)
  • 1 pizca de sal

La preparación:

  1. Se pone a calentar en una cacerola u olla el aceite a fuego bajo (en vitrocerámica a 2).
  2. Se corta la cebolla en juliana.
  3. Una vez el aceite esté caliente, se añaden la sal y la cebolla y se deja cocinar a fuego lento hasta que quede blanda y transparente.
  4. Después se añaden el vinagre, el vino y el azúcar, se sube la temperatura a media-alta (5 en vitrocerámica) y se deja caramelizar durante 10-15 minutos removiendo con frecuencia para evitar que se pegue o se queme. El tiempo dependerá de la cantidad de líquido y de la potencia del fuego. Ha de quedar denso, no caldoso, y ha de tomar color.
  5. Una vez lista, se coloca en un colador o chino con un cuenco debajo para que vaya soltando el exceso de líquido. 


¡Buen provecho!
Dato:

Si no la utilizáis toda, se conserva bien durante una semana en el frigorífico. Mejor en un recipiente tapado.



Bergua*

No hay comentarios:

Publicar un comentario