¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

jueves, 30 de agosto de 2012

Pasta con salmón, pasas y vinagreta


Un plato sencillo pero sabroso, que gusta especialmente a quien, como yo, tiene debilidad por la combinación de dulce-salado. Yo utilizo salmón al horno, pero para una versión más veraniega, se puede sustituir por salmón ahumado bien fresquito. Veréis que en lugar de nata, opto por una vinagreta, que no tiene nada que ver con el vinagre, que no os engañe el nombre, ya que nuestro componente ácido es el limón.
Para dos personas: 


  • 200g. de salmón fresco
  • 200g. de pasta fresca (tagliateli) o, como aquí, espagueti integral.
  • 1 cebolla
  • 1-2 dientes de ajo
  • Pasas, dátiles o higos secos
  • Especias al gusto para el salmón
  • Opcional: Un puñadito de nueces, pistachos o almendras picadas; espárragos trigueros en trocitos.
Para la vinagreta:
  • 2-3 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharaditas de zumo de limón o lima
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharada de agua
  • Opcional: 2 cucharaditas de mostaza


Preparación:



1. Mezclamos en un recipiente la miel, la soja, el limón, el aceite y el agua (y si queremos, mostaza).


2. Se pone a calentar una sartén antiadherente, se echan dos gotitas de aceite y se pochan la cebolla a trocitos y, si quisiéramos incluirlos, los espárragos también a trocitos.




3. A la vez podemos tener la pasta hirviendo.

4. Mientras tanto, se especia el salmón o se pinta con ajoaceite  (prensamos dos dientes ajo y se coloca en un recipiente minúsculo con media cucharada de aceite) y se mete al horno a 180º durante 2-4 minutos (en función del grosor).


5. Sin dejar que el salmón se cocine del todo, cuando el interior ya no esté completamente gelatinoso, se saca del horno y se desmenuza.


6. A continuación se añade a la sartén junto con la cebolla y se añade un puñado de pasas o, si lo preferimos, trocitos de dátil o higo seco.

7. Se mezcla y salpimenta y cuando el pescado esté prácticamente hecho, se añade la vinagreta.



8. Se puede añadir en el último momento la pasta a la sartén para darle dos vueltas y servir o se puede servir la pasta y servir el acompañamiento encima, sin mezclar.


¡Buen provecho!


Bergua*

No hay comentarios:

Publicar un comentario