¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

martes, 23 de abril de 2013

Huevos-flor


A mi vikingo le encantan los huevos, así que se me ocurrió hacer algo especial para alegrarle el plato a la vez que le añado verdura. Es una forma genial de que los niños se habitúen al sabor del pimiento. No hace falta gastarse un duro en moldes ni accesorios de cocina. Esto es todo lo que necesitamos:




  • 3 huevos
  • 1 pimiento rojo o 2 pimientos, uno de cada color. El rojo es el más dulce, así que es mejor para iniciar a los niños en el mundo de las verduras.
  • 2 tallos de cebollino o de ajete
  • Aceite de oliva
  • Especias: sal marina, pimienta negra, hierbas... Al gusto.
  • Para acompañar, yo propongo un poco de pan integral tostado y queso feta en taquitos.


La preparación:

1. Lavamos los pimientos y cortamos los aros de 1 cm a 1 y 1/2 empezando por la mitad del pimiento. Cortamos tantos aros como huevos fritos vayamos a hacer.


2. Ponemos 1-2 cucharadas de aceite a calentar a fuego medio-alto en la sartén y añadimos el cebollino o el ajete picadito. Enseguida incorporamos las flores de pimiento y dejamos que se cocinen un par de minutos por cada lado (el tiempo dependerá del grosor).



3. Sin dejar que el pimiento se cocine del todo, abrimos con cuidado un huevo dentro de cada molde de flor (A mí en el verde se me rompió la yema). Es normal que rebase y parte se salga del molde. Dejamos que se cocine y lo vamos retirando con cuidado.




 4. Especiamos al gusto y recogemos el cebollino o el ajete de la sartén para colocarlo sobre los huevos.

5. Dejamos que se vayan cuajando hasta que estén a nuestro gusto y después los sacamos con una espátula y los servimos. ¡No tiene más misterio!




¡Buen provecho!


 Bergua*

3 comentarios:

  1. ¡Qué sencilla, original y gustosa receta! Buen domingo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Igualmente! Y gracias, un placer que te pases por aquí :)

    ResponderEliminar
  3. Muy original y riquísima Un beso Olga

    ResponderEliminar