¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

miércoles, 10 de abril de 2013

Risotto de champiñones

La verdad es que, para no gustarme los champiñones, este plato me encantó, así que os animo a que le deis una oportunidad aunque el ingrediente principal no sea santo de vuestra devoción. El sabor de los champis es discreto y, con queso, todo sabe bien =) 






  • 300-500 g de champiñones
  • 150g de bacon en lonchas
  • 200 g de arroz para risotto (arroz arborio o de grano corto y anocho, por ejemplo, aquí en Dinamarca, se puede usar grødris pudding rice en inglés)
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla picada finito
  • 1 nuez de mantequilla (25 g)
  • Aprox. 100g de queso parmesano o Grana Padano
  • Prejil
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • 1/2 vaso de vino blanco seco
  • 1/2-1 l. de caldo caliente vegetal (puede ser agua y una pastilla)


La preparación:

1. Ponemos el caldo a hervir porque debe estar bien caliente cuando lo añadamos al arroz.

2. Limpiamos los champis, los laminamos y los sofreímos con aceite, ajo y perejil. Irán soltando su agua.



3. Mientras tanto, distribuimos las lonchas de bacon sobre papel de horno y lo metemos al horno durante 18 min. a 200º. 




4. Cuando esté listo, colocamos las lonchas sobre papel de cocina para que se absorba el exceso de grasa. Después machacamos en un mortero.


5. Ponemos otra sartén a calentar con una nuez de mantequilla y sofreímos un diente de ajo picado y la cebolla. Añadimos el arroz en seco y sofreímos durante 1-2 minutos moviendo para que no se queme.




6. Después echamos también los chapis y el vino blanco, removemos y dejamos evaporar.

7. Antes de que se quede sin líquido, añadimos c
on un cucharón (o un cacito en mi caso) una medida del caldo (sólo lo justo para cocer) que tendremos junto al risotto guardando el calor. Mezclamos bien y nos aseguramos de que el caldo se reparta de forma uniforme.


8. Repetiremos el paso 7 hasta que se cueza el arroz. Puede llevar alrededor de 15-20 minutos. En el caso del risotto, hecho significa no crudo, pero sí firme y crujiente, lo que con la pasta llamamos al dente, ya que el arroz sigue cocinándose hasta 5 minutos después de sacarlo del fuego. En cualquier caso, este tipo de arroz no debe ser caldoso, así que no debe quedar caldo cuando se retire del fuego.


9. A mitad de cocción podemos añadir el crujiente de bacon para que agregue sabor al plato. El bacon sala el plato, pero aún así lo probaremos y añadiremos una pizca de sal si le hace falta.




10. Cuando el arroz esté cocido, mantecamos con un poco más de mantequilla (menos de una nuez) y añadimos parte del parmesano rallado y perejil para añadir color.

11. Removemos para que se funda y se reparta el queso y servimos. Una vez emplatado, podemos espolvorear con más queso.





¡Buen provecho!

Bergua*

No hay comentarios:

Publicar un comentario