¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

miércoles, 28 de agosto de 2013

Libro mediterráneo



¡Qué buena salió ésta! Todo vino porque veía que mis tomates secos en aceite se aburrían en el frigo desde alguien me regaló el tarro, y es que a mí no me entusiasman. El caso es que se me ocurrió usarlo para hacer un relleno con sabores griegos y españoles y nos acabamos chupando los dedos =D 

  • 2 pechugas de pollo
  • 4 tomates secos en aceite (si no los encontráis en aceite, se compran tomates secos y se dejan 1 horita a remojar en aceite antes de usarlos)
  • 50 g de queso feta
  • 25 g de piñones
  • 8 hojitas de albahaca fresca
  • 1 diente de ajo
  • Ralladura de piel de 1/2 limón
  • Pimienta negra
  • Aceite
  • Opcional: Las pechugas se pueden envolver en una loncha de jamón serrano.
No hace falta sal porque tanto los tomates como el feta son salados.


Para la guarnición:
  • 1/2 pepino
  • 2 zanahorias



La preparación:

1. En el vaso de la trituradora echamos el diente de ajo, la albahaca, los tomates, 1 cucharadita de aceite y la ralladura de limón. Trituramos hasta formar una pasta espesa.





2. Abrimos las pechugas por la mitad para darles forma de libro, como en la imagen, sin cortar a través.




3. Rellenamos las pechugas con nuestra pasta y reservamos.






4. En una sartén calentamos una chispa de aceite y tostamos los piñones sin quemarlos.


5. Precalentamos el horno a 180º.






6. Completamos el relleno con el queso feta a trocitos y la mitad de los piñones tostados. Espolvoreamos un poco de pimienta negra en el interior. 

7. Cerramos y sellamos con palillos o incluso hilo, aunque es más fácil con palillos.






8. Marcamos la pechuga por ambos lados en la sartén a fuego fuerte y con unas gotas de aceite. Menos de 1 minuto por cada lado. La carne se cocinará en el horno, este paso es para darle color a la parte exterior.




9. Colocamos las pechugas en un recipiente apto para horno, mejor si no es muy grande. Espolvoreamos los piñones que nos quedan por encima y le damos 15 minutos en el horno.





10. Mientras tanto, preparamos la guarnición. Nosotros hicimos una ensalada de flores con zanahoria y pepino gracias a un palito azul que le compré a un suizo en un mercadillo ambulante después de que me regalara una flor de manzana hecha con dicha "herramienta".




11. Pasados los 15 minutos, sacamos del horno, servimos en platos y rociamos las pechugas con la salsita que se habrá generado gracias al relleno durante el horneado. Podemos añadir también cualquier salsa que nos apetezca para la carne. Yo trituré rápidamente un poco de tomate natural, apio y nata con pimienta negra y lo reduje en la sartén.


¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727

Bergua*

No hay comentarios:

Publicar un comentario