¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

viernes, 30 de agosto de 2013

Pimientos rellenos de crema de aguacate


Quién me iba a decir a mí hace unos años que me comería con tanto gusto un pimiento. Pero sí, hace ya unos años que me hice fan incondicional de las verduras, tanto como comensal, como cocinera. Rellenos de una suave y rica crema de aguacate, yo le añadí un sofrito de gambitas, pero se pueden sustituir por atún, tofu, maíz... 

  • 6 pimientos pequeños o 2 grandes
  • 150-200 g de gambitas pequeñas (si no, habrá que trocearlas)
  • 3 aguacates pequeños (o 1 grande)
  • 2-3 dientes de ajo
  • 1 cebolla pequeña picada (o 1/2 grande)
  • Un puñado de cacahuetes salados
  • 50 de philadelphia
  • 1/2 limón o 1 lima
  • Cilantro
  • Comino en polvo
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva
  • Opcional: Puede que nos hagan falta 1-2 cucharadas de nata para cocinar para la crema si es demasiado espesa para triturarla.

La preparación:




1. Lavamos los pimientos y los abrimos dejando una tapa de 1-2 cm. Por ese agujero los vaciamos con cuidado. Precalentamos el horno a 200º.




2. Disponemos los pimientos en una bandeja sobre papel de horno, cada uno son su tapa. Echamos algo de pimienta y aceite por dentro y horneamos durante 25-40 minutos. Mis pimientos eran finos y pequeños, por lo que 25 minutos fueron suficientes.




3. Mientras se hacen los pimientos, sofreímos el ajo y la cebolla picaditos. Cuando la cebolla esté más bien tierna, añadimos los camarones y el comino en polvo. Removemos y apartamos del fuego en cuanto estén las gambitas, que tardan muy poco.




4. En el vaso de la trituradora, echamos el aguacate pelado y sin hueso, los cacahuetes, el zumo de limón, el cilantro, la philadelphia y un poco de pimienta negra. Trituramos, probamos de sabor y de textura y seguimos triturando y modificando hasta que quede cremoso, sin tropezones y de sabor a nuestro gusto. Podemos añadir 1-2 cucharadas de nata líquida si le cuesta tomar consistencia de crema.




5. Sacamos las cuchillas del recipiente y añadimos las gambas con el ajo y la cebolla. Mezclamos bien con la crema de aguacate con la ayuda de un tenedor.




6. Rellenamos con ayuda de una cucharilla los pimientos y cerramos cada uno con su tapa. He de decir, que pensaba dejarlos con su piel, pero antes de servirlos, acabé pelándolos (menos la tapa). Al haberlos asados, es muy fácil de retirar, pero hacedlo con mucho cuidado antes de rellenarlos.

¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727


Bergua*

No hay comentarios:

Publicar un comentario