¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

martes, 9 de septiembre de 2014

Gambas y verduras en tempura de chili


¿Os acordáis de las gambas con gabardina de toda la vida? Pues la tempura es prácticamente eso, la fritura de un rebozado, pero hecho a lo japonés, digámosle. Lo importante es que los trozos se puedan comer en un bocado, porque este plato se come tradicionalmente con palillos. Se puede servir con diferentes salsas para mojar, pero como la tempura que he utilizado hoy es de chili, no he considerado que le hicieran falta acompañamientos, aunque os cuento que estos bocaditos concretamente, por el picante, quedan muy ricos untados de queso crema, tipo philadelphia. 
Dicen que fueron los misioneros portugueses quienes introdujeron en Japón la costumbre de hacer frituras rápidas de pescado y verduras, quién sabe, el caso es que hoy en día es uno de los platos más representativos de la gastronomía nipona. También se prepara con pechuga de pollo marinada, surimi, marisco y otros productos del mar. Las verduras pueden ser las que nos apetezcan; lo importante es combinar colores y formas, ya que la comida japonesa es un juego estético. Esta tempura es anaranjada y más oscura porque es de chili, pero la normal dejaría ver más los tonos de las verduras.

  • 6 gambas
  • 1/2 calabacín
  • 1 pimiento alargado
  • 1 zanahoria pequeña
  • 150 ml de agua bien fría
  • 100 g de harina de tempura. Normal, de chili, con jengibre rallado o en polvo... Si la queremos de coco, por ejemplo, añadimos 2 cucharadas de coco deshidratado en virutas a la tempura.
  • Aceite de sabor suave, vegetal.
  • Opcional: Para degustar, queso crema fresquito para untar al gusto.


La preparación:


1.  Primero vamos a preparar nuestros ingredientes. Cortamos en bastoncitos, en rodajas, en aros... Las gambas tendremos que pelarlas con cuidado para retirar la cabeza y toda la piel excepto el último trozo con la cola. Si queremos que queden estiradas, las atravesamos con un palillo o un pinchito (humedecido si es de madera).



2. A continuación preparamos la masa. Mezclamos la harina de tempura con el agua hasta forma una pasta densa y sin grumos.







3. Calentamos el aceite en un wok o en una olla. Hay quien llena una olla entera de aceite y utilizan la técnica de sumergir la gamba rebozada y sacarla del aceite cuando sube a la superficie. Yo no frío prácticamente nunca y además no me gusta malgastar, así que lo hago en wok y sólo uso un dedo o dos de aceite. 




4. Cuando el aceite esté caliente, sumergimos los bocados rebozados poco a poco y les damos la vuelta en cuanto estén  listos por debajo. En total no deben freírse más de 2-3 minutos, ya que el objetivo no es dorarlos.

5. Los vamos colocando sobre papel absorbente y cuando los tengamos todos, servimos y a disfrutar.



¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727

* Os dejo un ejemplo de mis gambas en tempura de coco y en palillos para que queden estiradas. Para hacer tempura de coco sólo necesitamos tempura normal y corriente y copos de coco deshidratado:



Bergua*



2 comentarios:

  1. Jooo ojalá estuvieras más cerquita para hacer experimentos juntas!

    ResponderEliminar