¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Risotto de fresa y menta


Aunque pueda sugerir lo contrario, no es un plato dulce, y nadie adivinaría lo que lleva de no servirlo con fresas ;) En media hora tienes un plato además de bonito, sabroso. Prueba a servirlo con una ensalada de centro; como primer plato; acompañamiento de carne o pescado o, por qué no, sobre una cama de espárragos trigueros a la plancha. Para 2-4 personas:


  • 180-200 g de arroz para risotto (arroz arborio o de grano corto y anocho, por ejemplo, aquí en Dinamarca, se puede usar grødris pudding rice en inglés)
  • 150 g de fresas 
  • 1/2 cebolla picada muy finito
  • 6-8 hojas de menta
  • Aceite de oliva al gusto
  • 25 g de mantequilla
  • 50 g de queso parmesano rallado
  • 1/2 vaso de vino blanco seco
  • 1/2-1 litro de caldo CALIENTE vegetal (puede ser agua y una pastilla)


La preparación:




1. Ponemos el caldo a hervir porque debe estar bien caliente cuando lo añadamos al arroz.





2. A continuación lavamos las fresas y les retiramos el tallo. Reservamos fresas por valor de unos 60g para decorar (las de mejor aspecto). El resto las machacamos en un mortero o en cualquier cacharro con un tenedor hasta que queden hechas papilla.

3. Ponemos una sartén o cazo a fuego medio con 20g de mantequilla y cuando se caliente añadimos la cebolla picada finita para sofreir. No hay que dejar que se dore, sólo lo suficiente para que la cebolla se ablande y el agua se evapore.


4. Añadimos el arroz en SECO a la sartén con la cebolla y freímos durante un par de minutos, de modo que se empape en la mantequilla. Remueve de modo que todos los granos toquen la mantequilla.




5. Vertemos el vino blanco y dejamos que de un hervor y se reduzca mezclando bien para que no se pegue.





6. Con un cucharón (o un cacito en mi caso) añadimos una medida del caldo que tendremos junto al risotto guardando el calor. Mezclamos bien y nos aseguramos de que el caldo se reparta de forma uniforme.





7. Removemos a fuego medio-alto hasta que el arroz se quede casi seco y no quede líquido visible. Entonces añadimos otra medida. Repetimos el proceso 3 veces más, removiendo constantemente cada vez para que parte del  líquido se evapore y el arroz absorba el resto antes de añadir más. Puede llevar alrededor de 15-20 minutos.




8. Vertemos el puré de fresas sobre el arroz y lo mezclamos. El arroz tomará un color rosa pálido. 




9.Continuamos añadiendo medidas de caldo y removiendo hasta que el arroz esté cocinado, lo cual en el caso del risotto significa no crudo, pero sí firme y crujiente, lo que con la pasta llamamos al dente, ya que el arroz sigue cocinándose hasta 5 minutos después de sacarlo del fuego. En cualquier caso, este tipo de arroz no debe ser caldoso, así que no debe quedar caldo cuando se retire del fuego.

10. Una vez el arroz está listo, apagamos el fuego, retiramos la sartén del mismo y dejamos reposar 1 minuto. Ahora podemos proceder a la mantecatura, es decir, añadiremos 5-10 g de mantequilla en trocitos al arroz y removeremos bien para que se mezcle. Asimismo añadiremos 4-6 hojitas de menta picadas que le darán un delicioso frescor al plato. Normalmente se mezcla en este paso también el parmesano rallado (podemos reservar una pizca para espolvorear por encima como decoración). Sin embargo, si lo vas a servir inmediatamente, también puedes cubrir el arroz con el parmesano y dejar que cada comensal lo mezcle a su gusto, de modo que no todo el queso llegue totalmente derretido a la mesa.

11. Cortamos las fresas que habíamos reservado en cuartos, mitades o láminas, como más nos guste, y utilizamos 2-4 para decorar junto con las hojitas de menta sobrantes. Si, como a mí, os gustan los tropezones de fresa fresca en el risotto (elevan el sabor del plato a la máxima potencia), podéis servir a parte fresas troceadas en una bandejita para que se sirva quien desee.



¡Buen provecho!


¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727


 Bergua*


Y esta fue mi fuente de inspiración: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario