¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

viernes, 17 de mayo de 2013

Rosconcitos de boniato


Mi tía Bea me introdujo al maravilloso universo del boniato (batata, chaco, camote), por eso hoy le dedico este experimento, que me ha dado tan buen resultado. Hay distintas variedades, pero hoy he usado el americano, que es rojizo por fuera y de un naranja más vivo por dentro. El boniato es muy polifacético, sirve para platos salados y dulces y se puede cocinar de mil maneras. Pero lo que me encanta del boniato es el aroma que se queda durante horas en casa después de asarlo =) Dependerá del tamaño de vuestros moldes, pero a mí me salieron 8 magdalenas y 6 rosconcitos; 14 en total.


  • 200 g de puré de boniato
  • 2 huevos
  • 75 g de mantequilla derretida
  • 125 g de azúcar mascabado (o azúcar moreno, en su defecto) Ya he explicado en otras ocasiones que este azúcar húmedo, proveniente de la remolacha, es más sano porque es integral, no refinado.
  • 130 g de harina de fuerza (de panadero o con alto índice proteínico)
  • 7 g de levadura en polvo
  • 2 cucharadas de sirope de arce
  • 1 cucharadita de cardamomo
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • 1/2 cucharadita de pimienta 
  • 1 pizquita de sal
  • 2 cucharadas de azúcar glas mezcladas con 1/2 de canela
  • Opcional: Nueces a trozos. 

La preparación:

1. Lavamos el boniato y lo asamos a 200º durante un mínimo de 1 hora, en función del tamaño. Esperaremos en cualquier caso hasta que se vea que se está caramelizando en el interior. Yo esta vez lo he cortado por la mitad porque era grande, pero no es necesario.



2. Cuando tengamos asado el boniato, retiramos la piel, que se habrá despegado de la carne,  y con ayuda de un tenedor, lo hacemos puré.



3. Batimos los huevos junto con el azúcar mascabado.

4. Añadimos a la mezcla el puré de boniato, el sirope y la mantequilla derretida. Mezclamos bien.

5. A esta mezcla le añadimos la harina, la levadura y las especias. Mezclamos de nuevo.










6. El horno debería estar caliente de asar el boniato, de lo contrario, precalentamos a 180º.


7. Servimos la mezcla en nuestros moldes. Se llenan 3/4 de cada molde. 

8. Horneamos durante 20-22 minutos, según el horno. Utilizaremos como siempre la prueba del palillo para comprobar si están cocidas por dentro.


9. Mientras tanto, mezclamos el azúcar glas con la canela, que usaremos para decorar. 

10. Cuando las saquemos del horno, las dejaremos reducir la temperatura durante un par de minutos sobre la rejilla, para que no suden. Las vamos retirando de sus moldes.



11. Finalmente, espolvoreamos con la mezcla de azúcar glas y canela. Podemos espolvorear con una cucharilla o valernos de una cuchara-filtro con bola de malla para té. ¡Y ya están preciosas y listas!




* Yo aproveché la masa para hacer también magdalenas, simplemente cambiando de molde:



¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727


¡Buen provecho!


Os dejo también una sugerencia: 



Para los rosconcitos, nata montada en el agujero y virutas de coco deshidratado por encima. Sólo digo que no han quedado ni las migas ;)


           Bergua*





No hay comentarios:

Publicar un comentario