¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

viernes, 11 de julio de 2014

Tarta de fruta de la pasión, natillas y choco


Los 15 primos de mi familia materna (pronto 16) celebramos hace unas semanas una comida de primos. Como los mayores ya somos minoría en la tribu, quise hacer para los peques una tarta muy fácil de hacer, de aspecto divertido y con sabores que no dejaran indiferente. Hace tiempo que me hice con una lata de pulpa de fruta de la pasión, también llamada maracuyá, parchita o chinola, y le llegó por fin el día. 

  • 3 láminas de bizcocho
  • 1-2 bolsas de nubes
  • 2-3 natillas de vainilla
  • 1 bolsa de M&Ms
  • 200 g de chocolate puro para fundir
  • 50 g de chocolate blanco parra fundir

Para la gelatina de maracuyá:

Lo primero, para conocer mejor la gelatina, os recomiendo este vídeo. Para esta receta en concreto necesitamos:
  • 1 taza de zumo de maracuyá
  • 5 láminas de gelatina neutra 
  • La pulpa de 2 maracuyás o 3/4 de una taza de pulpa de maracuyá


La preparación:

1. Ponemos en cuenco la gelatina en agua fría para que se vaya rehidratando. Necesitará 3-5 minutos, hasta que quede manejable.





2. Colamos la pulpa de maracuyá. Las pepitas se usan a veces como decoración, pero en este caso nos desharemos de ellas. 



3. Pondremos a calentar a fuego vivo el zumo de maracuyá, sin tapar. Cuando esté caliente, sin dejar que llegue a hervir, retiramos del fuego e incorporamos la gelatina ya rehidratada. Mezclamos bien para que se deshaga y después añadimos la pulpa colada. Mezclamos de nuevo y dejamos que se vaya enfriando a temperatura ambiente. Lo pasamos un recipiente (de plástico si puede ser) que tenga forma de disco, más o menos del tamaño de las láminas de bizcocho.


4.  Cuando ya se haya enfriado un poco la mezcla, la metemos a la nevera y lo dejamos un mínimo de 2 horas reposando para que tome consistencia. Si podemos dejarlo 8 horas (una noche), mucho mejor.


5. Pasado tiempo, y cuando haya cuajado, ponemos el recipiente en otro que contenga agua caliente. Así se desprenderá la gelatina de las paredes con facilidad. Nos podemos ayudar con un dedo, con delicadeza.




6. Ponemos sobre la bandeja la primera lámina de bizcocho. Lo salpicamos con almíbar casero que haremos mezclando 2 cucharadas de agua y 2 de pulpa de maracuyá o simplemente agua y azúcar.




7. Sobre este primer bizcocho untamos una natilla de vainilla. 

8. Sobre la natilla colocamos con cuidado la lámina de gelatina ya firme. Sobre la gelatina viene otra lámina de bizcocho, también salpicada del almíbar para que no se seque la tarta. Untamos con natillas, 2 en lugar de 1 esta vez.




9. Derretimos el chocolate puro al baño maría (o en el microondas) y untamos con él la parte superior de la tarta; el tercer bizcocho.




*Os recuerdo que para fundir al baño maría, llevamos agua a hervir, después apartamos del fuego y metemos un cuenco cerámica en la olla con el chocolate en onzas dentro. Removemos para que se funda y no queden grumos. ¡Que no le entre agua al chocolate!


10. Antes de que se empiece a secar el chocolate, tenemos que decorar para que el chocolate sirva de pegamento. Haremos una corona de M&Ms.




11. Entonces pegaremos las nubes (enteras o cortadas verticalmente por la mitad) usando el resto del chocolate. Entre las nubes y los M&Ms yo espolvoreé con almendras picadas. Ahora toca dejar la tarta en la nevera hasta que se solidifique el chocolate. 





12. Para las letras fundí un poco de chocolate blanco y con una jeringuilla de cocina escribí el mensaje. Sobre el chocolate blanco aún húmedo pegué regaliz roja para darle otro toque de color. Dejamos que se seque el chocolate blanco y ¡lista para el chute de azúcar!



Os dejo una foto del corte:













Y una foto de la cocinera mostrando el resultado final ;)



¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727

Bergua*



2 comentarios: