¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

jueves, 17 de julio de 2014

Halloumi a la menta, miel y lima con cuscús de chalotas


En casa somos amantes del queso, nos encantan prácticamente todos los tipos. Llevaba tiempo con la idea de inventarme una receta que incluyera brochetas de halloumi o paneer, pero no había podido encontrar ninguno de los dos hasta que en un pueblecito, por casualidad, entré a una tienda libanesa. Por si no lo conocéis, el halloumi es un queso chipriota que queda delicioso a la parrilla o asado, porque no se derrite. También se usa a veces en ensaladas; tiene un sabor salsado y es algo más duro que la mozzarrella. El paneer a su vez es un queso indio que también resiste altas temperaturas y suele servirse en ensalada o en platos como currys. 
La menta es una hierba que casa muy bien con el halloumi porque lo mantiene fresco durante más tiempo gracias a su acción antibacteriana, así como la miel con queso fresco es una combinación celestial que siempre tengo en mente. Cuando me encontré en aquella tiendecita las chalotitas moradas y el cuscús gigante libanés, el puzzle se formó sólo en mi cabeza, aquí os traigo la receta que visualicé. Esté fue uno de esos platos que me encantó crear y saborear. Para 2:


  • 250 g de queso halloumi
  • 100 g de cuscús gigante libanés (o sémola de cuscús marroquí, si no encontramos)
  • Un puñado de chalotas pequeñas moradas
  • 150 g de tomates cherry de 2 colores
  • 2 cucharadas de miel
  • El zumo de 1 lima
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de agua
  • 6 hojitas de menta fresca
  • Sal marina
  • +1 cucharada de aceite de oliva



La preparación:


1. Pelamos las chalotas y cortamos los tomates cherry en cuartos. Si las chalotas son grandecitas, las cortamos también en mitades o cuartos.





2. Ponemos el cuscús gigante a hervir con una pizca de sal marina. Si utilizamos sémola de cuscús, la versión pequeña, podemos hervirlo también, pero lo correcto es prepararlo al vapor, como explico aquí.



3. Mientras tanto vamos a saltear las chalotas en una olla sin aceite ni nada, sólo para calentarlas un poco. Pasado 1-2 minutos, añadimos la mezcla de menta picada, agua, miel, zumo de lima y aceite. Reducimos el fuego a bajo-medio, tapamos y dejamos pochar. De vez en cuando probamos por si hubiera que añadir miel; el sabor a lima se acentúa durante el proceso de cocción.




4. Cuando las chalotas estén tiernas, las separamos de la salsa, que habrá espesado y se verá acaramelada. Las chalotas las mezclamos con el cuscús y la salsa la reservamos para el toque final del halloumi.



5. En una sartén calentamos 1 cucharada de aceite de oliva y salteamos durante 30-50 segundos los cuartos de tomate cherry. Reservamos.




6. En la misma sartén vamos a preparar el halloumi. No tiene porqué ser en brochetas.  A mí me gusta por la presentación y la comodidad al cocinar, pero no es imprescindible. Primero cortamos el queso en 6 tiras gruesas. Después las atravesamos con cuidado con la brocheta. Si usamos palillos de madera, es buena idea remojarlos antes en agua para que no se quemen.



7. Entonces los ponemos en la parrilla a fuego medio-alto y les vamos dando la vuelta para que se doren por todas las caras. Cuando estén listos, apagamos el fuego y rociamos con la salsa de miel, menta y lima que habíamos reservado tras preparar las chalotas. El calor residual será suficiente. Nos aseguramos de que el halloumi se impregne de la salsa y retiramos de la sartén.



8. Ya sólo nos queda emplatar. 3 brochetas de halloumi en cada plato, la mitad del cuscús con las chalotas, la mitad de los tomates cherrys y una hojita de menta para decorar. ¡Que lo disfrutéis tanto como yo!



¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 

https://www.facebook.com/berguaricoysano


Bergua*




2 comentarios:

  1. Un plato estupendo, me ha encantado y la presentación genial!! Un besito
    El blog de Sunika

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias! Me alegro mucho de que te guste. ¡Cuéntame si lo pruebas!

    ResponderEliminar