¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

domingo, 2 de abril de 2017

Kefta de pescado al horno


El kefta más conocido es el de carne, pero en zonas costeras de Marruecos, en el Líbano y en otros rincones, también se prepara una deliciosa versión de pescado. Hoy os traigo mi propia receta, con bacalao, aunque se pueden preparar con otros pescados blancos (que conste que a mí no me gusta el bacalao y de esta forma me lo como sin problemas). Es una forma genial de que niños y mayores coman pescado a gusto, ya que se les pueden presentar como "nuggets" y está sencillamente riquísimo. 

Hay recetas del estilo en muchas grastronomías; por ejemplo en Dinamarca se les llaman "fiskedeller", por un juego de palabras entre "frikadeller" (las típicas albóndigas de carne)  y "fisk" (pescado). Estas albóndigas que os traigo hoy están especiadas a la marroquí, pero el concepto es el mismo ;) 
Si usamos entre 700 g y 1 kg de pescado, las cantidades del resto de ingredientes son más o menos las mismas, pero podemos adaptarlas al gusto. Yo este día cocinaba para 5 y me salieron unas 25 unidades:

  • 900 g de picadillo de pescado blanco, en mi caso bacalao.
  • 1 cebolla mediana picada
  • 1/2 vaso de cilantro y perejil fresco
  • Ralladura de la piel de 1 limón
  • 2 cucharadas de ras al hanut
  • 1 cucharada de comino en polvo
  • 1/2 cucharada de pimentón dulce
  • 1/4 cucharada de cúrcuma
  • 1/4 cucharada de pimienta
  • Una pizca de sal
  • 1 huevo
  • Aceite de oliva

La preparación:

1. Picamos la cebolla finito y mezclamos en un cuenco grande el pescado, el cilantro y el perejil picaditos, la ralladura de piel de limón, el huevo y las especias. El huevo no es imprescindible, pero hace que queden más jugositas. Mezclamos muy bien. El ras al hanut aporta, además de sabor, el color que los hace apetecibles, igual que la cúrcuma.



2. Tapamos con papel transparente para que no nos huela todo el frigo a pescado y lo dejamos reposar una media hora para que se mezclen los sabores.


3. Tomamos una cucharada bien colmada de la masa y le damos forma con las manos mojadas para que no se peque a las palmas. Podemos darle la forma que queramos, ya veis que yo los hago ovalados. Los vamos colocando en una bandeja sobre papel de horno sin que se toquen entre ellos.


4. La única grasa que añado es un poco de aceite de oliva en spray o con pincel sobre los kefta justo antes de meterlos al horno. Horneamos en el horno precalentado a 200º durante 15-18 minutos, hasta que se vean doraditos y jugosos. Yo les doy 12 minutos boca arriba y 6 minutos más boca abajo. Si los hacéis sin huevo, estarán menos húmedos y tardarán menos.


¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook!

https://www.facebook.com/berguaricoysano



Bergua*

5 comentarios:

  1. Me chiflan. Te han quedado increíbles de verdad... les hincaba el deinte a más de una ahora mismo, jeje. Mil besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jeje Esta es de esas que tenía pendientes de publicar desde hace siglos jeje Pero sí salen muy ricos, gracias ^^ Besicos

      Eliminar
  2. Muy buena receta. Tengo una duda:¿El pescado lo picas a mano y en máquina? Quizá no sea importante y se pueda elegir. Gracias, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por pasarte! Vivo en Dinamarca y aquí lo compro picado, como si fuera picadillo de ternera, porque se usa mucho, pero si lo picas tú, te recomiendo una trituradora; la textura de mi picadillo era tipo pomada, húmeda y sin tropezones.

      Eliminar
    2. Gracias. Un saludo, desde Asturias.

      Eliminar