¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

martes, 26 de junio de 2012

Arroz blanco con pollo y verduras

Este plato (¿parece una máscara africana o me lo imagino yo?) es de lo más sencillo y sabroso. Como siempre, se adapta al gusto de cada uno; yo lo presento con pollo, pero al que le apetezca sepia, pues sepia, por decir. Lo mismo con las verduras. ¿Que no te gusta el pimiento pero te gusta la berenjena? Pues prueba. Aquí os dejo las cantidades para 4 comensales.

  • 300g de arroz
  • 500g de pechuga de pollo
  • 1 pimiento rojo
  • 1 calabacín (si es muy grande, no lo uséis todo)
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla
  • 3-4 dientes de ajo
  • Jengibre fresco picado (en su defecto, en polvo o crema)
  • Salsa de soja y/o agridulce (si no se tienen, se puede usar agua, pero pierde sabor)
  • Especias: pimienta negra, cúrcuma (o un pellizco de alguna especia india) y comino.
  • Una chispa de aceite de oliva.
  • Opcional: Nueces, cacahuetes o almendras picadas. Trocitos de piña. Pimienta de cayena en polvo o guindilla.

La preparación:
  1. Se pone a hervir el arroz y cuando esté listo se pasa por agua fría para interrumpir la cocción. Si queremos que el arroz tenga algo de sabor propio, se le puede añadir después de hervido un toque de comino, pimienta u otra especia que nos guste. Reservamos.
  2. Se pican el jengibre y el ajo por separado.
  3. Se lava la verdura y se corta a bastoncitos.
  4. Se corta el pollo a trocitos, se  salpimenta y se reserva.
  5. Se rehoga el ajo a fuego lento en el wok o la sartén y antes de que se dore se añade la zanahoria y se sube el fuego a medio-alto. Cuando quede empiece a enternecerse, se añaden la cebolla, el pimiento y el calabacín. Se remueve todo se vez en cuando para que el ajo no se queme. En realidad hay dos estilos: a fuego fuerte durante poco tiempo (oriental), o a fuego lento durante más tiempo.
  6. A continuación se añaden el jengibre picado y las especias y se mezcla bien. Si vamos a añadir frutos secos o piña, ahora es el momento.
  7. Añadimos también la salsa de soja y un poco de salsa agridulce si nos apetece. Si no nos es posible conseguir ninguno de esos ingredientes, aconsejo añadir al menos media pastilla de caldo de verduras disuelta en 1/2 dl. de agua, para enriquecer de sabor, aunque el resultado final es mucho menos intenso al paladar.
  8. Mientras tanto, en una sartén aparte, preparamos la pechuga a la plancha.
  9. Para servir el arroz, se puede usar cualquier recipiente cilíndrico, el diámetro dependerá de cuanto arroz queramos servir por persona. Yo utilicé un molde de silicona para magdalenas porque me pareció que sería más sencillo desmoldar, pero si se usa una flanera o cualquier otro molde, se puede engrasar ligeramente el interior con aceite untado en el dedo. El plato se nos quedó bastante abarrotado, la verdad. Lo suyo es poner un montoncito de arroz de buen tamaño en el centro y la verdura y la carne alrededor, pero chico, ¡había hambre ese día y no quisimos desperdiciar ni un gramo!

 


¡Buen provecho!




Bergua*



No hay comentarios:

Publicar un comentario