¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

miércoles, 20 de junio de 2012

Boniato y patatas de gajo al horno


De picoteo o como guarnición, Don Boniato y Doña Patata sientan requetebien. Yo los boniatos siempre los he comido asados enteros, pero pensando en que en danés, como en inglés, se llaman "patatas dulces", se me ocurrió mezclarlo con las patatas de toda la vida. ¿El resultado? Se llevan bien =) En casa las usamos esta vez de acompañamiento para un filetito de salmón y salsa tártara más una ensalada. También les irían bien un gucacamole, humus, salsa de tomate, allioli... Las cantidades dependerán de para cuántos y si es picoteo o guarnición, pero aquí va lo que yo hice:

Para las "patatas" de boniato:

  • 1 boniato gordito y alargado (unos 200g)
  • 1-2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal, pimienta y pimienta de cayena. Si estamos exóticos, también podemos probar con comino, curry, ajo en polvo u otras especias.
Para las patatas de gajo:
  • Unos 200g de patatas pequeñas. Yo esta vez utilicé "patatas nuevas" (nye kartofler" en danés, "patata novella" en italiano), que son una variedad mucho más pequeña, con más vitamina C y menos calorías)
  • 1- 1 y 1/2 cucharadas de pan rallado (en este caso probamos a hacerlas con pan rallado y con  harina integral, pero nos gustó más la primera opción)
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Sal y pimienta
  • 1-2 cucharadas de aceite de oliva
  • Hierbas secas al gusto: perejil, tomillo, romero, orégano... 
  • Opcional: cebolla y ajo en polvo. Hay quien además de harina usa un poco de pan rallado.

La preparación:

  1. Se precalienta el horno a 230º.
  2. Lavamos el boniato, lo pelamos y lo cortamos en rodajas y después en tiras (como en la foto) de tamaño similar para que se cocinen a la vez.
  3. Lavamos las patatas y las cortamos (sin pelar) en forma de gajo: por la mitad en vertical dos veces (hacemos un corte en forma de cruz a lo largo). Si los trozos resultantes son muy gruesos, los cortamos una vez más a lo largo.
  4. Echamos en un bol el aceite, las especias y las patatas y después pasamos cada gajo por  la harina o el pan rallado. Extendemos las patatas sobre una bandeja de horno con papel. Es buena idea engrasar el papel con unas gotitas de aceite y un pincel (o los dedos). Necesitan unos 40 minutos en el horno hasta estar doradas y tiernas, pero hay que ir comprobando. A mí cuando uso patatas muy pequeñas me tardan sólo 25-30 minutos. Dale a las patatas la primera horneada durante 10 minutos.
  5. Mientras tanto, echa los trozos de boniato en un cuenco, una bolsa de plástico o simplemente sobre papel de hornear (no papel de aluminio) en una bandeja para horno. Añade unas gotitas de aceite por encima y las especias al gusto.
  6. A los 10 minutos, saca la bandeja del horno y distribuye los trozos de boniato sobre papel de horno en una bandeja de forma que no se monten unas sobre otras y deja preferiblemente algo de espacio entre unos y otros para que acaben crujientes.
  7. Mete al horno durante 15 minutos y tras ese tiempo, dales la vuelta y devuelve al horno hasta que pasen unos 10 minutos más (hay que probar para ver si están hechas y crujientes) El boniato es dulce, así que si las esquinas se ponen más oscuras que el resto, más que a quedado sabrá caramelizado.
  8. En total, las patatas pueden llevar sobre 40 minutos y el boniato sobre 30 minutos, pero como digo, según el tamaño de los trozos y el horno, cada proceso puede llevar hasta 10 minutos menos. Es importante ir comprobando. Cuando ambos componentes estén listos, ¡ya tenemos plato!
Resumen: Cortar patatas y boniato; empanar las patatas; hornear 10 minutos las patatas; hornear todo 15 minutos; dar la vuelta; hornear todo 5-15 minutos.



¡Buen provecho!

Dato:

El boniato es un alimento de bajo contenido graso, pero muy rico en vitamina A. Es un 70% agua en su composición y aporta proteínas. 
La piel de la patata no hay porqué desperdiciarla, ya que nos aporta una cantidad elevada de vitamina C, potasio, hierro, zinc, fósforo y magnesio.


La inspiración para esta receta me vino de mano de Kate: http://cookieandkate.com/2010/baked-sweet-potato-fries/

1 comentario:

  1. Me encantan las "versiones" de comidas tradicionales cambiando ingredientes para convertirlos en "light" XD
    Este año descubrí el potencial de los boniatos y las calabazas. No tenía ni idea de lo bajos en calorías que son y de que son tan ricos y nutritivos por otro lado.
    Me gustan mucho mucho mucho, de verdad.
    Así que nada, menos patatas que son pura fécula e hidratos, y más patatas dulces ;)
    Muchas gracias por la receta ¡ÑAM!

    ResponderEliminar