¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

viernes, 19 de octubre de 2012

Crema de verduras asadas


Esta receta se la debo a que mi mandíbula siguiera fuera de combate tras la operación. Había hecho cremas de verduras antes, pero el resultado nunca me había dado ganas de repetir. Ahora sí. Se me ocurrió asar la verdura en lugar de hervirla y ay mamá, para qué contarte más. Para aquellos a quienes les cuesta comer verduritas, yo digo ¡QUESO! Así reeduqué yo a mi estómago y a mi organismo. Se disfrazan con queso fresco, queso fundido, queso de untar... ¡Y a disfrutar!  También hace la función el yogur griego y otras cremas de bajo índice graso.


  • 1/2 litro de caldo de verdura
  • 2 dientes de ajo
  • sal y pimienta
Las verduras van de nuevo en función de lo que tengamos y queramos. Yo utilicé:
  • 1/2 calabacín
  • 1/2 pimiento
  • 2 tomates 
  • 1 patata mediana
  • 1 zanahoria
  • 150g de coliflor
  • 1/2 manzana
  • 1/2 puerro
  • Opcional: quesitos o yogur griego/skyr


La preparación:

1. Precalentamos el horno a 200-220º (según el horno) 

2. Lavamos la verdura (menos el puerro y el ajo). Pelamos la patata, la zanahoria y la manzana, vaciamos el pimiento y lo cortamos todo en piezas de tamaño más o menos regular, para que se hagan al mismo tiempo. Las colocamos sobre papel de horno en una bandeja y las rociamos con aceite, preferiblemente con un spray de aceite y, de lo contrario, con una cucharilla y cuidado.


3. A continuación las metemos al horno a 200º durante unos 20 minutos; hasta que estén tiernas y doradas.


 4. Mientras tanto, picamos el ajo y cortamos en anillos el puerro. Calentamos aceite en una olla alta y ponemos a pochar el ajo y el puerro con cuidado de que no se quemen.



 5. Cuando las verduras estén listas, las sacamos del horno, les damos un minuto para que se enfríen un poco y retiramos la piel si así lo deseamos (yo sólo retiro la del pimiento).

6. Entonces añadimos las verduras a la olla con el puerro y el ajo, salpimentamos, removemos y vertemos también el caldo. Le daremos 10  minutos de cocción a fuego medio-alto.









 7. Transcurrido ese tiempo, pasamos a otro recipiente para batirlo todo. Probamos de sabor por si hubiera que rectificar de sal o pimienta y ya está listo.
Acompañé de una cucharada de skyr, el queso fresco/yogur islandés, que como dije se puede sustituir por yogur griego, quark, quesitos o incluso queso rallado.

 ¡Buen provecho!



Bergua*

1 comentario: