¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

miércoles, 24 de octubre de 2012

Pollo caribeño con leche de coco

Llevaba tiempo queriendo hacer un plato con leche de coco y este es mi primer invento. Si como yo pensáis "Si lleva coco, tiene que estar bueno.", aquí os traigo una receta distinta para hacer las delicias "del más pintao". Hay quien usa muslos de pollo, pero yo prefiero prescindir la pechuga por evitar la sangre que se desprende de los muslos. Para 2:

  • 250g de pechuga de pollo
  • 400 ml (1 lata) de leche de coco
  • 5 rodajas de piña
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 limón (zumo + ralladura)
  • 3-4 dientes de ajo
  • 1 cucharada de curry
  • 1/2 cucharadita de jengibre fresco o en polvo
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 100g de coco deshidratado en virtutas
  • 1 pimiento verde
  • 250g de coliflor
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva
  • Acompañamiento sugerido: 140g de arroz/ quinoa, tallarines...

La preparación:


1. En un recipiente hondo echamos la ralladura de piel de limón, el zumo del limón, uno o dos dientes de ajo prensados, sal y pimienta. Mezclamos el pollo troceado en el preparado y lo dejamos macerar en el frigorífico mientras preparamos el resto.

2. Picamos un par de dientes de ajo y la cebolla y las ponemos a pochar con un chorrito de aceite. Mientras cortamos a trocitos el pimiento y la coliflor.





3. A los 2-3 minutos añadimos las verduras, tapamos la sartén y las dejamos rehogar a fuego medio-alto durante unos 5 minutos o hasta que las verduras estén medianamente tiernas.



4. Entonces añadimos el pollo marinado y removemos para que se vaya cocinando. Bajamos el fuego para que se cueza de forma uniforme. No le hará falta mucho tiempo, ya que el limón en el que lo maceramos ya lo fue cocinando.



5. Podemos a esta altura poner a hervir el arroz o lo que vayamos a servir de acompañamiento. 



6. Cuando el pollo esté casi cocido, añadimos la leche de coco, un chorrito de zumo de piña, la piña en trocitos, el jengibre, el curry y la salsa de soja. 





7. Subimos el fuego y dejamos hervir para que la salsa se vaya reduciendo y espesando. No debe quedar demasiado líquida ni demasiado espesa, pero como siempre, va más que nada al gusto.


8. Cuando la textura de la salsa esté a nuestro gusto, es el momento de probar de sabor y añadir sal y/o pimienta negra si fuera necesario. Damos un par de vueltas para mezclar y retiramos del fuego.


9. Al servir, podemos espolvorear con el coco rallado. En las fotos no se aprecia la salsita porque es un plato hondo, pero se sirve sobre la carne y las verduras y es una delicia =)



¡Buen provecho!





Bergua*


No hay comentarios:

Publicar un comentario