¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

domingo, 21 de octubre de 2012

Espaguetis de calabacín con camarones al ajillo


Hoy os presento una alternativa a la pasta que conocí a través de mi amiga Tema. No sé cómo no se me había ocurrido, ¡espaguetis de calabacín! Hoy los acompaño de camarones con una salsa de ajo, pero admiten picadillo, atún y todo lo que soléis comer con pasta. Mira que siempre me ha parecido curioso que en castellano los llamemos "espaguetis" en plural, cuando la terminación -i en italiano ya denota plural (spaghetti) y en singular sería spaghetto, es decir, "cordoncito". En fin, divagaciones de lingüista a parte,  aquí va la receta para 2 comensales:

  • 2 ajetes
  • 6-8 dientes de ajo prensados
  • 1-2 guindillas
  • 250-300g de camarones
  • pimienta de cayena
  • 1-2 calabacines (según el tamaño)
  • 2 cucharadas de soja
  • 1 cucharada de limón
  • 3-4 cucharadas de aceite
  • Opcional: parmesano rallado o feta; un puñadito de maiz.

La preparación:


Lo suyo sería tener un pelador de juliana o una mandolina con función de juliana, pero no es imprescindible tener aparatos especiales para improvisar recetas originales y esta es la prueba ;) No tenía un pelador de juliana en casa, así que decidí probar con mi rallador habitual y, aunque queda menos uniforme, la pérdida se reduce a la apariencia, porque en el sabor desde luego no se nota.


1. Lavamos el calabacín, lo pelamos (aunque podemos dejarlo parcheado, ya que la piel contiene más vitaminas) y procedemos a rallarlo con la parte del rallador de agujeros más grandes. Reservamos.

2. Cortamos finito la cebolleta y la guindilla (si queremos añadir) y prensamos el ajo. Al prensarlo en lugar de cortarlo a rodajas, obtenemos una mejor consistencia para la salsa.






3. Ponemos el aceite a calentar en una sartén para sofreír la cebolleta, el ajo prensado y la guindilla.


4. Cuando estos ingredientes estén tiernos, añadimos los camarones y el maiz. Removemos de vez en cuando, añadimos el limón y la salsa de soja, además de perejil, sal, pimienta negra y pimienta de cayena al gusto. 



5. Cuando las gambas estén prácticamente cocinadas, añadimos el calabacín rallado y lo mezclamos con el sofrito durante 3-5 segundos, no más. Retiramos del fuego.





6. Si somos amantes del queso como en mi casa, le va muy bien parmesano rallado o queso feta a trocitos.





¡Buen provecho!



Bergua*

No hay comentarios:

Publicar un comentario