¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

viernes, 15 de noviembre de 2013

Nachas: Patatas asadas rellenas de guacamole


¡Más patatas! Mi vikingo decía antes de conocerme que no le gustaban las patatas, pero yo se las disfrazo de una forma cada vez y siempre repite y repela jeje Esta receta es barata y muy sencilla, pero no por ello menos sabrosa. 

  • 4 patatas grandecicas
  • 2 aguacates medianos
  • 60 g de maíz dulce
  • 1 lata de atún en aceite de oliva
  • Queso cheddar
  • Especias para guacamole al gusto: ajo molido, pimienta de cayena, comino, jengibre, cebolla en polvo...
  • Jugo de limón al gusto
  • Pimienta negra y sal


La preparación:

1. Envolvemos las patatas lavadas en papel de plata y asamos en el horno precalentado a 200º durante 50-60 minutos.




2. Abrimos por la mitad los aguacates, sacamos la pulpa y rociamos con un chorro de limón para que no se oxide. Añadimos las especias y chafamos la pulpa (a mano con un tenedor o con batidora).



3. Al aguacate hecho puré le añadimos el atún y el maíz y mezclamos. 

4. Pasado el tiempo de cocción de las patatas, clavamos en una de ellas un cuchillo y, si se hunde sin esfuerzo, están listas. Las sacamos del horno.


5. Abrimos las patatas por la mitad haciendo una incisión longitudinal, sin llegar a separar las 2 mitades. En el hueco espolvoreamos con cheddar y un poco de pimienta negra.




6. A continuación rellenamos el hueco con guacamole, siendo generosos.

7. Finalmente decoramos la cima con más queso cheddar. ¡Listas para devorar!




¡Buen provecho!



¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727



P.D. Le podemos dar un toque muy especial al añadir toda una dimensión de textura con cebolla tostada, también llamada cebolla frita, crujiente, deshidratada... Es muy típica  en Escandinavia y se encuentra fácilmente en Ikea, por ejemplo.
   

Bergua*

1 comentario:

  1. je-je, y yo que llegué por aquí buscando emails y huyendo de textos/rollos higiénicos de los pms del Facebook y di con tu blog de papeo.

    Muy bueno el primer revised que le di al menú.

    Dices que "si a mi vikingo al principio no le gustaba tal y pascual": Mentira todo. A los guiris les gusta lo que les hagas que sea bueno, y se apuntan a un bombardeo, pero claro con esa forma suya de ser... cómo se llama... lo leí en un post tuyo en fb, el efecto Hernián Cortés o algo así... no me acuerdo. Peor aún son los ingleses, que como mas o menos decía Borges, cuando llegan a cierta amistad, prescinden de la palabra.

    Yo, que soy flojo al esfuerzo, en cuestión de cazuelas me especialicé en hacerle a los vikingos (mas a vikingas si me dejaban) lo que menos creen que les gustaba; riñones, criadillas, paellas negras, calamares en su tinta, caracoles, hígado, callos, mollejas, lechones (cerdo/cabra), etc. y todos repetían :-) Eso sí, cocinado con pasión, siguiendo tradiciones, y en tiempos donde lo ispanish no era tan "in" como ahora y había que hacer safaris para conseguir muchas cosas.

    Lo dicho mu chulo tu blog Estela.

    ResponderEliminar