¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

miércoles, 23 de abril de 2014

Lagkage de mascarpone, fresa y chocolate (tarta de pisos danesa)


El día del libro es también el cumple de mi mamá y para ella he creado esta receta y este diseño. Lagkage es la tarta de cumpleaños por excelencia en Dinamarca, como la tarta de chocolate y galletas lo es en España. Los rellenos son de lo más diversos, en función de la temporada y los gustos de cada uno; lo imprescindible son las 3 capas de bizcocho, que podemos hacer en casa o comprar. Yo he preferido dedicarle más tiempo a la decoración, en la que he incluido mariquitas y una flor de loto de estilo henna con la que además hago un guiño a Héroes del silencio. Haz clic en las fotos para verlas más grandes.


  • 3 láminas redondas de bizcocho
  • Almíbar para hidratar el bizcocho: Yo tenía de granada, pero no hace falta comprarlo, sobra con mezclar 2 cucharadas de agua con 2 de azúcar.
Relleno:
  • 250 g de mascarpone
  • 500 g de mermelada de fresa
  • 400 g de fresas
  • 4 láminas de gelatina
  • Azúcar avanillado 
  • Opcional: nata montada. 
Cobertura y decoración:
  • 200-300 g de chocolate blanco para fundir
  • 50-100 g de chocolate puro para fundir
  • 8 fresones
  • Un paquete de unos 175 g de barquillos/neulas normales 
  • Un paquete de unos 100 g de barquillos/neulas chocolate


La preparación:


1. Sumergimos la gelatina en agua en un plato para que se rehidrate. Seguidamente calentamos 2 cucharadas de mascarpone en el microondas, escurrimos bien la gelatina para eliminar el exceso de agua y la derretimos en el mascarpone.


2. Mezclamos el mascarpone, la gelatina, la mermelada y un par de cucharadas de azúcar avanillado. Batimos y dejamos reposar en la nevera durante un mínimo de 20 minutos para que tome cuerpo.



3. Mientras tanto fundimos el chocolate puro al baño maría. También lavamos los fresones y les retiramos la corona, pero no con un corte recto, sino retirando un triangulito. Cortamos también una lámina fina de un lado de la fresa para que quede plana. 



4. A continuación nos ayudamos de una cucharilla para pintar la cabeza de las mariquitas con el chocolate puro. Para la línea central y los puntitos usamos una jeringuilla para uso alimentario o una cucharilla y mucha maña ;) Cuando tengamos las mariquitas, las reservamos en el frigorífico para que se solidifique el chocolate.




5. Colocamos la primera base de bizcocho en la bandeja y la humedecemos un poco con almíbar. Como digo, yo tenía de granada, pero si no, mezclamos agua y azúcar.



6. Sobre la base repartimos la crema de mermelada y mascarpone sin chafarla. Sobre ella colocamos rodajas finitas de fresas ya lavadas y, si queremos, maceradas en un poco de azúcar avanillado.




7. Colocamos la segunda base de bizcocho. Hidratamos con el almíbar y repetimos el proceso: crema de mascarpone y mermelada y fresas. Si queremos, en esta segunda capa ponemos añadir nata montada.



8. Colocamos la tercera base de bizcocho, que también será nuestra tapa. La humedecemos con almíbar. Fundimos el chocolate blanco al baño maría y cubrimos y enlucimos la tapa con él tratando de dejar la superficie lo más lisa posible. Reservamos en el frigorífico durante al menos 30 minutos para que se solidifique el chocolate. 


9. Aprovechamos el chocolate blanco para pintarle ojos a las mariquitas, con jeringuilla o con un palo.


10. Volvemos a calentar el chocolate puro y lo introducimos en la jeringuilla. Si hace falta más chocolate, añadimos y lo fundimos también. ¡Ahora viene la mayor diversión! Como si nos pintáramos la mano, hacemos nuestro diseño henna sobre el chocolate blanco con el chocolate puro.


11. Repartimos con cuidado nuestras mariquitas alrededor del dibujo.


12. Ahora vamos a cortar con delicadeza nuestros barquillos por la mitad. No aplicaremos fuerza, sino el filo del cuchillo. Entonces los colocamos alrededor de la tarta, en mi caso intercalándolos con neulas de chocolate. Yo he usado nata montada para pegarlos. También vale chocolate fundido.


13. Ya sólo nos queda rodear la tarta con una cinta y hacer un lazo. Esto, además de decorar, actuará como muro de contención. Guardaremos la tarta en la nevera hasta el momento de servir. No os preocupéis, no se pondrá seco gracias al almíbar del bizcocho ;)



¡Buen provecho!


Justo antes de que desapareciese el último trozo:


¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/172597032887270

Bergua*


1 comentario:

  1. soy tu amiga Andrea Barnus (aicha yo también empece blog con mis recetas de facebook te segui por aqui el mismo dia que conocimos que recetas mas bonitas,interesantes,originales ,que arte mi cocinera preferida wallah que buenas manos y que bonito que detallazo para tu mama ,me gustaria hacerle una igual a ella o tal vez alguna cuñada para dejarlas asi :o hehheh te quiero muchisimo y gracias por tu amistad guapisima.

    ResponderEliminar