¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

jueves, 10 de abril de 2014

Quesadillas de gambas con guacamole


¡Hoy toca mexicano! Bueno, un poco Tex-Mex, pero en cualquier caso hemos acabado chupándonos los dedos. Para los más puristas, la quesadilla es sólo queso y masa de harina de maíz; si se le añaden otros ingredientes, se llama dobladilla. No obstante, el término "quesadilla" se ha generalizado mucho con el tiempo, pero lo que está claro es que en una quesadilla, la tortilla se dobla sobre sí misma y el protagonista es el queso. Ñam ñam ñam

  • 400 g de gambas peladas crudas
  • 4 tortillas pequeñas de trigo (Unos 19 cm de diámetro)
  • 1/2 pimiento rojo
  • 3 ajetes
  • 4 cucharadas de maíz dulce
  • 4 cucharadas de tomate frito
  • 250 g de queso rallado, cuanta más variedad mejor. Yo he usado emmental, cheddar, gouda y curado.
  • Sal y pimienta negra
  • Gundilla, cayena o harissa si queremos añadir un toque picante
  • 1 Lima
  • 2-3 aguacates
  • Especias al gusto para el guacamole (pimienta blanca o negra, cayena, jengibre molido, pimentón, cebolla y ajo en polvo...)


La preparación:


1. El guacamole podemos prepararlo lo primero y reservarlo en la nevera. Chafamos la pulpa del aguacate, rociamos con el zumo de la lima (o limón) y añadimos las especias.

2.  Calentamos en una sartén una cucharadita de aceite de oliva y salteamos las gambas  salpimentadas durante 3 minutos. Si utilizáis gambas congeladas, deshaceos de todo el agua que suelten. Entonces añadimos el tomate, la harissa y un chorro de lima y dejamos cocer a fuego medio-alto durante 2-3 minutos más, hasta que el color y la textura indiquen que las gambas están listas. Reservamos.



3. Disponemos a nuestro alrededor todos los ingredientes para ir más rápido: queso, pimiento y ajete picaditos juntos, maíz y jalapeño.




4. En otra sartén a fuego medio calentamos una tortilla por un lado. Cuando coja algo de color, damos la vuelta, bajamos el fuego al mínimo y rellenamos: Primero una capa de queso, luego las gambas, después los jalapeños seguidos del ajete y el pimiento, entonces maíz y finalmente otra capa de queso.

5. Plegamos y subimos a fuego medio de nuevo. Con una rasera o una paleta presionamos por los bordes con cuidado para que se selle al fundirse el queso y para que no se nos salgan los ingredientes.



6. Damos la vuelta con cuidado para que se caliente por el otro lado.


7. Cuando tenga buen color por ambos lados, la sacamos de la sartén. Sobre cada quesadilla servimos un montoncito generoso de guacamole y espolvoreamos las sobras de ajete y pimiento. Yo he decorado con hojitas de cilantro y he servido el resto del guacamole aparte.


Justo antes de comerlas, para que no se nos enfríen, se cortan en mitades o cuartos, para poder comérnoslas con las manos =)

¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/172597032887270


Bergua*

3 comentarios: