¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

viernes, 22 de mayo de 2015

Puros de espárrago con flor de salmón


Como entrante o como tapa, esta receta siempre triunfa. Y no sólo está buenísima, lo mejor es que es rapidísima y sencillísima de preparar. Yo la acompaño con una deliciosa salsa de mostaza, miel y eneldo y le queda que ni pintada. Como digo, es una receta muy sencilla, que se puede resumir en tres pasos, pero os la cuento con todo lujo de detalles y consejos:

  • 20 espárragos trigueros gruesos y largos
  • 10 hojas de masa filo o brick (personalmente para hacer al horno me gusta más la brick, que es una pizca menos seca y más fina, pero la diferencia es mínima)
  • 3-4 cucharadas de mantequilla
  • 250 g de salmón ahumado en rodajas

Para la salsa:

  • Empiezo por decir que no me gusta la mostaza sola. Por eso suelo hacer una de dos: Comprar una salsa dulzona de mostaza, miel y eneldo en el supermercado o mezclar la mostaza de miel que solemos tener en casa con eneldo. Si os gusta la mostaza, también podéis mezclar la que soláis comprar con miel a mano y añadir eneldo.


La preparación:

1. Lavamos los espárragos y cortamos el extremo duro.

2. Los cocemos al vapor durante 2-3 minutos desde que el agua rompa a hervir. Mejor taparlos para acelerar el proceso. También se pueden hervir en el agua, pero al vapor conservan mejor los nutrientes.Los dejamos que se sequen y enfríen un poco.



3. Las hojas de masa que tenía para hoy tenían forma triangular, también pueden ser redundas o rectangulares, para esta receta nos da igual. Como las hojas son demasiado grandes para un espárrago, las corto por la mitad. La masa que no estemos usando la dejamos en el paquete y tapada con un trapo para que no se seque. Si nos sobra, la guardamos en una bolsa o un recipiente de cierre hermético en el frigo.

4. Derretimos la mantequilla en el microondas sin dejar que llegue a hervir y pincelamos la masa con ella (sin pasarnos, es para que actúe como pegamento).


5. Enrollamos la masa sobre el espárrago, tensa pero sin romperla. Si hace falta pincelamos un poco más al final para sellar. Los vamos colocando sobre papel de horno en una bandeja para horno. Cuando los tengamos todos envueltos, los pincelamos un poco por encima con lo que nos quede de mantequilla.


6. Cubrimos las puntas con papel de plata para que no se quemen. Horneamos en el horno precalentado a 180º durante 8-10 minutos, hasta que la masa tome colorcito.


7. Cortamos trozos de las rodajas de salmón, no hace falta que sean del mismo tamaño ni tengan la misma forma. Los enrollamos con gracia de forma que parezcan florecitas. Los colocamos alrededor de los puros de espárrago.


8. Finalmente servimos el conjunto con la salsa aparte para que se sirva cada uno.

¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook!

https://www.facebook.com/berguaricoysano




Bergua*

3 comentarios:

  1. Qué bonitos te quedaron! Y qué hambre me está entrando! Tienen que estar de muerte... tengo espárragos y salmón en casa... A ver si me animo este finde. Mil besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! La verdad es que es una tontería de receta, pero triunfaron =D Mil besos

      Eliminar
    2. Ya bueno... hay que saber darles el toque... :) No me extraña que triunfaran. Besos!

      Eliminar