¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

miércoles, 23 de mayo de 2012

Shakshuka (huevos al tomate)


El shakshuka es básicamente un plato con tomates y huevo, si bien a partir de esos ingredientes básicos se pueden crear versiones más elaboradas o sustituyendo el huevo por tofu se puede convertir en una receta apta para veganos. Yo personalmente lo conocí como un plato árabe en Túnez y en Marruecos (donde lo comía para desayunar), pero también lo reclaman como propio de su tradición culinaria turcos y sefardíes. Sea como fuere, es un plato sano, sencillo y sabroso y aquí os presento mi versión para 2 para la que utilizo:


  • 4-5 tomates de variedad redonda o de pera
  • 2 huevos
  • 1/2 pimiento o 1 pequeño
  • 1 cebolla pequeña (yo la uso de la variedad roja, es decir, de color lila)
  • 2 dientes de ajo
  • 50g de granos de maíz
  • 2 cucharadas de tomate concentrado 
  • 1/2 taza de caldo vegetal (más o menos 70 g) (Puede ser agua con un cuarto de pastilla de caldo de verduras)
  • Especias: Perejil seco, pimienta de cayena, orégano, tomillo, albahaca, pimienta negra.
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Opcional: Una pizca de cilantro. Un par de jalapeños a trocitos le da un toque a lo huevos rancheros ;)

Elaboración:
  1. Se pican finito la cebolla y el ajo y se sofríen en una chispa de aceite junto con el pimiento a tiras finas y cortas y se deja sofreír durante 5 minutos.
  2. Se añaden los tomates triturados (yo no los pelo por no desperdiciar vitaminas), el tomate concentrado, el maíz, el jalapeño si se desea y el caldo (podría ser agua, pero aporta menos sabor). Se deja sofreír durante 5 minutos a fuego lento.
  3. Se añaden las especias al gusto (la cayena según lo queremos de picante) y una pizca de azúcar para contrarestar la acidez del tomate. Se mezcla bien.
  4. Se prueba y, si es necesario, se corrige de sabor con sal y pimienta o más azúcar.
  5. Con cariño, se rompen los huevos sobre el sofrito. La yema ha de estar intacta, pero la clara se puede romper para que se filtre por el tomate. 
  6. A continuación se puede tapar y se cuece durante unos 8-10 minutos sin dejar que la yema cuaje del todo (salvo que no la queramos líquida). Si el tomate está muy líquido, se le pueden dar unos minutos más hasta que espese.
  7. Se espolvorea con algo de orégano y perejil.
  8. ¡Listo para servir!  Tradicionalmente no se come con cubiertos, sino con las manos y ayuda de un buen pan de estilo africano (chato). En casa optamos por la cuchara y un buen pan. Esta vez me atreví con un sencillo naan integral (pan indio) caliente de ajo y orégano.

¡Buen provecho!





Dato: Hay quien le añade arroz al plato. En ese caso utilizaríamos unos 40g de arroz redondo. Después del paso 1, añadiríamos el vaso de agua/caldo más el tomate y lo dejaríamos hervir durante 5 minutos. Entonces se añadiría el arroz y se dejaría cocer antes de seguir con el paso 3.


Bergua*


2 comentarios:

  1. Ostras, tía... ¡Qué pintaza! Aunque parece un plato muy pesado para el calor que hace hoy, la verdad es que parece muy apetecibleeeeee ❤
    ¡Magnífico!

    P.D.: Con arrocito mejor :DD

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias! La verdad es que es sorprendentemente ligero para lo que yo me esperaba, porque suena a "guiso". Lleva un huevo, sí, pero por lo demás es como un gazpacho andaluz, claro que caliente. También es cierto que aquí no hace el calorazo que tenéis por allá ;)

    ResponderEliminar