¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

lunes, 3 de febrero de 2014

طجين Tajín de coliflor


Mira que el vikingo me miraba poco convencido cuando se ha olido que era vegetariano, pero se ha acabado chupando los dedos ;) Las proteínas las traen los garbanzos y los hidratos de carbono han tomado hoy forma de sémola de cuscús, aunque el tajín tradicionalmente se come con pan, que conste. El resto lo cuento en la receta. Para 3-4:

  • 1 kg de coliflor (sin las hojas)
  • 1 cebolla mediana
  • 1 tomate grande troceado o triturado
  • 150 g de judías verdes
  • 135 g de garbanzos cocidos
  • 1 puñado de olivas, yo he usado verdes picantes y negras, ambas marroquíes.
  • 1 cucharada de puré de tomate concentrado
  • 2 cucharadas de cilantro fresco picado y 2 de perejil fresco picado
  • 1/2 limón
  • 1 cucharada colmada de Ras el hanut, mezcla de especias básica en la cocina magrebí: cúrcuma, pimienta, jengibre, comino, pimentón...
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal

Para el cuscús de acompañamiento:

  • 50-60 g de sémola por persona
  • 1 nuez de mantequilla con sal (nunca margarina)
  • 1 puñado de pasas, yo he usado rubias iraníes.
  • 1 cucharada de cilantro fresco picado y 1 de perejil fresco picado
  • Un chorro de limón del que usemos para el tajín


La preparación:

1. Lo primero calentamos el aceite en el tajín. Yo utilizo una placa conductora de calor cuando cocino en vitrocerámica con tajín de barro.

2. Doramos la cebolla y después añadimos las especias y mezclamos.


3. Añadimos el tomate troceado o triturado, el tomate concentrado y la mitad del perejil y el cilantro.



4. Despuntamos las judías y las cortamos en trozos de unos 4 cm. Las repartimos por el fondo del tajín.






5. Repartimos también los garbanzos y  añadimos 2 vasos de agua.





6. Distribuimos la coliflor cortada en ramilletes grandotes y por último decoramos con las aceitunas y unos gajos de limón.


 7. Tapamos y dejamos cocer a fuego medio-alto hasta que la coliflor esté tierna a nuestro gusto. Llevará un mínimo de 40 minutos, según cómo nos guste la coliflor.







8. De vez en cuando levantaremos la tapa y rociaremos los ramilletes con caldito. Si vemos que hay demasiado líquido, podemos sacar algo, reservarlo en un vaso e incorporarlo cuando haya reducido. En el último minuto de cocción añadiremos un chorrito de limón y el resto del cilantro y el perejil.




 9. Mientras tanto podemos preparar la sémola del cuscús. Yo no he usado cuscusera, sino un cazo y un colador inoxidable encima. He puesto agua a hervir en el cazo, he metido la sémola humedecida con las manos en el colador y he tapado para que se cocinase al vapor.



10. Cuando la sémola esté cocida y esponjosa, la sacamos del colador y en otro recipiente la mezclamos con la mantequilla hasta que ésta se derrita.





11. A continuación rociamos la sémola con limón al gusto, añadimos las pasas y el cilantro y el perejil picados y mezclamos bien.


12. Cuando la coliflor esté a nuestro gusto, servimos y a disfrutar =)





¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/172597032887270


Bergua*

4 comentarios:

  1. Uff! Este es otro que me encanta! Qué difícil me lo pones! El de cordero y pollo también... y el de salmón! Todos! Hija que mano y que imaginación tienes! Voy a estar haciendo tajines todo el santo día! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja Te recomiendo que empieces con alguno más tradicional (los de carne) y luego te aventures. El de salmón y este son inventada total, pero salieron buenos. El de kefta para empezar es muy buena elección, porque además es de los más rápidos de preparar ;)

      Eliminar
    2. Pues el de kefta se ha dicho! Ya te contaré! Un besazo, guapa! Y gracias! ;)

      Eliminar
    3. ¡A ti, bonica! El martes entrego el artículo, tengo ganas de contarte cosicas ^^

      Eliminar