¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

lunes, 17 de marzo de 2014

Bizcocho de horchata



¿Qué mejor para desayunar o para merendar que un bizcocho casero? La idea de hacerlo de horchata me la dio hace mucho Orielo's Kitchen, un espacio dedicado a hacer que los intolerantes de la lactosa puedan seguir disfrutando de la comida. Yo, por fortuna, superé prácticamente por completo mi intolerancia infantil a la lactosa, pero en cualquier caso, hoy en día hay marcas que venden horchata sin lactosa. Es un bizcocho esponjoso y de miga tierna y no es dulce en exceso. Así que si os van más bien dulzones, echad más azúcar que yo ;)


  • 250 ml de horchata de chufa sin lactosa (líquida, no granizada)
  • 3 huevos
  • 400 g de harina de repostería
  • 200 g de azúcar. Yo usé azúcar de caña integral.
  • 15 g de levadura química
  • 150 ml de aceite de girasol
  • Azúcar glas para decorar


La preparación:

 1. Lo primero vamos a armarnos con una batidora con función de varillas o una varilla de mano. Yo no tenía mis instrumentos de cocina a mano, así que me apañé con unas varillas prestadas a las que había que dar cuerda jaja También me ayudé de un tenedor.


2. Rompemos los 3 huevos en un recipiente hondo, echamos también el azúcar y batimos. Añadimos una pizquita de sal para pronunciar el sabor y seguimos batiendo hasta que la mezcla triplique su tamaño. Estarán listos cuando aparezcan burbujas en la superficie.



3. A continuación añadimos el aceite y la horchata y seguimos batiendo un par de minutos.




4. Entonces lo suyo es tamizar la harina, pero yo no lo hice. Eso sí, mezclé la levadura y la harina y la harina la añadí en tres tandas; eché la primera tanda, mezclé con cuidado en círculos e hice lo mismo con las siguientes dos tandas.


5. Echamos al molde para horno y horneamos durante 30-35 minutos en el horno precalentado a 180-200º. Lo ideal es la función ventilador. Pero yo hoy tengo a mí disposición un horno poco potente y sin función ventilador, así que he tenido que armarme de paciencia.


6. Para saber si está, como con cualquier bizcocho, introducimos un palito y comprobamos que salga limpio. Dejamos reposar un poco sobre una rejilla y decoramos con azúcar glas.

¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/172597032887270


Bergua*

2 comentarios:

  1. Oye ¿y el azúcar lo sustituiste y ya está, con la misma cantidad?

    ResponderEliminar
  2. Sí, tal cual. Cuando uso sirope de agave sí reduzco bastante la cantidad.

    ResponderEliminar