¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

miércoles, 18 de abril de 2012

Pastel de calabaza (salado)


Siempre he tenido curiosidad por probar a hacer alguna receta con calabaza, pero no es un ingrediente con el que me encuentre a diario cuando voy a comprar. Además, con una de esas calabazas que se conocen como decoración de halloween no sabría qué hacer, ya que sólo somos dos en casa. Tendría que cambiar de profesión y dedicarme a la manufacturación y venta de mermelada de calabaza jeje El caso es que hace unos días busqué finalmente un ratito para acercarme al bazar árabe de mi ciudad. Allí busqué una calabacita chiquita (de unos800g) En la foto veis una mitad y un rizoma de jenjibre.



Para esta versión "salada" (digo salada porque no es un postre, aunque la calabaza tiene de por si un sabor dulzón) utilicé:

  • 1 paquete de masa quebrada. Normalmente la hago integral; esta vez fue comprada.
  • 350 g. de puré de calabaza (es lo que pesa más o menos la mitad de la foto sin corteza)
  • 250 ml. de nata para cocinar o yoghur natural (cuidado con el porcentaje graso)
  • 3 huevos
  • 250 g. de queso (yo usé mozarella rallada, pero si os gustan los quesos, probad con cheddar, parmesano, quesitos, brie, de cabra... Rallados, en taquitos o en láminas y exprimentad así con el sabor y la textura)
  • Sal y pimienta
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Una pizca de jenjibre (fresco bien picado o en polvo; opcional)
  • Una pizca de canela


Y así la preparé:

1. Primero coloqué la masa en un molde tras untarlo con una chispa de aceite. A continuación hice marcas con un tenedor en la base para que no se inflase al meterla al horno. Esta vez lo que me pasó es que se me encogió la masa. En cualquier caso, la metí al horno a 180º para que se empezara a cocinar. 

2. Mientras la masa estaba en el horno, corté la mitad de la calabaza en cuatro trozos, los pelé y los envolví bien en papel de plata. 

3. Cuando vi que la masa ya estaba hojaldrada, pero todavía blanca (a los 10 min. más o menos), la retiré del horno. 

4. Subí el horno a 200º, introduje la calabaza y la dejé asar hasta que al pincharla con un tenedor vi que podría chafarla (pero debe quedar algo durita, no completamente cocinada).

5. Cuando la calabaza estuvo lista, apagué el horno e hice el intento de aplastar la pulpa con un tenedor, pero me terminé rindiendo y con 50g de la nata hice el puré con la batidora.

6. Vertí el puré en un bol, añadí el resto de la nata, el queso, el jejibre, los tres huevos, la canela, sal y pimienta y una cucharadita de azúcar.

7. Lo mezclé todo bien con un tenedor, sin batir. En teoría hay que probarlo de sabor, pero yo no puedo con el huevo crudo. Una alternativa es mezclarlo todo menos los huevos, probar, añadir los huevos y volver a mezclar. 

8. Finalmente, encendí de nuevo el horno a 180º, rellené la masa con la mezcla y la metí al horno. El tiempo de cocción varía según el horno y el tiempo que se le de a la masa en el primer paso, pero como con cualquier pastel, cuando el hojaldre esté doradito y el cuchillo salga limpio, está listo. Unos 15 minutos serían una buena media. Si el cuchillo sale con queso fundido, cuenta como limpio. Lo importante es que el huevo cuaje.

¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727





Dato:

A la calabaza le pasa como al calabacín y a la sandía; su componente esencial es el agua. Aporta por lo tanto una cantidad mínima de grasas e hidratos de carbono, pero por otra parte nos aporta mucha fibra soluble. También nos aporta vitamina A, buena para la vista, y vitaminas E y C, de acción antioxidante. La calabaza también es fuente de potasio, como los plátanos, y de fósforo y magnesio, buenos para los dientes y los huesos.
Hay otros nutrientes en la calabaza, pero su presencia es menor.


Bergua*


No hay comentarios:

Publicar un comentario