¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

domingo, 22 de abril de 2012

Pollo al yogur con ciruelas pasas


No me esperaba yo nada espectacular de una cena improvisada de ingredientes-sobras reunidos de aquí y de allá, pero oye, ¡qué buena que nos ha sabido! Para 2 comensales he utilizado:








  • 250g de pechuga de pollo
  • 1 cebolla mediana
  • 1/2 calabacín que me quedó de una lasaña
  • 1/2 manzana verde
  • 250g de yogur desnatado cremoso (corresponde a dos yogures) De estilo griego.
  • un chorrito de miel (para corregir de agrio, en función del tipo de yogur)
  • 1/2 pastilla de caldo concentrado de pollo
  • 2 hojitas de laurel
  • 1 diente de ajo
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva


    Y los ingredientes que le dan ese sabor que te hace repelar:


    • 10-15 ciruelas pasas que me sobraron del último tajín
    • 2 rodajitas de un rizoma de jengibre bien picaditas (y sin piel, claro) o si no es algo que tengáis o vayáis a utilizar con frecuencia, 10g. de jenjibre en polvo.


    Además, se hace rapidito:



    1. Se rehoga la cebolla picada en una sartén antiadherente junto con el calabacín y la manzana a trocitos no muy grandes, el jengibre picadito también y todo espolvoreado con perejil. Cuando el calabacín esté tierno, pero no hecho del todo, se retira del fuego, se echa todo en un bol y se reserva.






    2. En la misma sartén se echa el pollo salpimentado a taquitos, como yo, o en filetes, si se prefiere. Se le deja que coja colorcillo sin que llegue a cocinarse.

    3. Mientras tanto se mezcla la cebolla, el calabacín y demás con el yogur y, si es yogur natural o agrio, se le añade el chorrito de miel.

    4. Se añade la mezcla de yogur a la sartén con el pollo, más medio vasito de agua tibia, la media pastilla de caldo y las dos hojitas de laurel. Se deja hervir a fuego medio-alto para que vaya reduciendo. 

    5. A los 10 minutos se pueden añadir las ciruelas (se trocea cada una en cuatro partes) y se debe probar el caldo de sabor. Como el pollo no se fríe, no se dora de color tampoco, por eso hay que ir comprobando cómo va la cocción.

    6. En cualquier caso, a los 15 minutos, el pollo debería estar tierno y listo para servir. Si no ha reducido lo suficiente, con un cucharón se saca parte del líquido, pero es bueno que quede algo de líquido y no se quede seco del todo.


    ¡Buen provecho!

     Bergua*

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario